¿Soy adict@ a Tinder?

El concepto de Tinder marca un hito importante en la historia de nuestra especie

A través de una aplicación móvil, dos desconocidos pueden superar sus vergüenzas e inseguridades para declararse mutuamente su atractivo físico con solo pasar el pulgar sobre la pantalla de sus móviles. Tinder es una síntesis muy adecuada de la naturaleza humana, que es capaz de desarrollar una sofisticadísima herramienta para satisfacer una profunda necesidad animal.

Un usuario promedio de esta red social ve y descarta a más de 30 posibles parejas al cabo de un par de minutos. Mientras tanto, esas personas están haciendo lo mismo con sus fotos. Si los dos usuarios dicen “sí”, se abre un chat para que puedan hablar y conocerse mejor. Hay que reconocer que tiene algo de excitante el hecho de sostener en la mano un inmenso catálogo en el que podemos mirar las fotografías de otras personas y decidir privadamente si nos gustaría relacionarnos con ellas o no. Puede verse casi como una distracción lúdica; sin embargo, tras observar el comportamiento de algunos usuarios, hemos llegado a preguntarnos si esta red social también podría desencadenar una conducta adictiva.

Existe un comportamiento algo compulsivo en ciertas personas que deslizan en Tinder con mucha frecuencia: la velocidad y la recurrencia son los indicios más evidentes, pero eso no es suficiente para diagnosticar una adicción. Como ya hemos sugerido en el pasado, es necesario indagar en otros aspectos. A continuación enumeraremos algunos de los criterios que se pueden tomar en cuenta para determinar si hay una conducta adictiva:

¿Descuidas aspectos importantes de tu vida para conectarte a Tinder?

La importancia que toma en nuestro día a día un hábito puede ser un indicador claro de una adicción. Pregúntate si conectarte para revisar tus matches o seguir deslizando se ha convertido en una de las cosas que más ocupa tu tiempo y tu mente.

¿Tu estado de ánimo se ve afectado al no conseguir la respuesta que esperas? ¿O acaso sientes placer acumulando matches pese a que no tengas realmente intenciones de conversar con esas personas?

© Tinder/Match GroupTinder tiene distintos servicios y categorías de usuario. La versión gratuita permite un número de deslizamientos al día. Con Tinder Plus obtienes deslizamientos ilimitados. Pregúntate si sientes que la versión gratuita se te queda corta. Igualmente, piensa si has usado alguna vez Tinder Boost para hacer que tu perfil aparezca entre las primeras opciones de los usuarios de tu zona.

¿Has sentido una necesidad muy intensa de conectarte a Tinder o te has puesto de mal humor alguna vez por no poder hacerlo? ¿El uso de Tinder te ha generado problemas con tus amigos, familiares o compañeros de trabajo o estudios? ¿Has intentado dejar de usar la aplicación y no has podido evitar volver a ella? Advertimos de que este no es un test del todo determinantes sin embargo, queremos que sirva de guía para encender las alarmas frente a una posible conducta adictiva relacionada con el uso de Tinder.

Si sientes que tú o una persona que conoces puede llegar a tener un problema relacionado con algunas de las preguntas que formulamos arriba, cuenta con nosotros. En Help Adicciones estamos preparados para ayudarte a diagnosticar y tratar cualquier caso de adicción conductual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Quieres recibir nuestra guía en PDF?

Déjanos tu email y la recibirás de inmediato
De conformidad con lo que establece la legislación vigente en materia de Protección de Datos de Carácter Personal, se le informa que los datos personales que nos facilite a través de dicho formulario serán tratados por HELP ADICCIONES, S.L., con la finalidad de gestionar su solicitud y enviarle información más detallada. Para más información consultar la política de privacidad.