Centros sanitarios autorizados con certificación legal C-36-002459, C-36-002460, C-15-003355 986 30 37 84

Corría el año 1997 y en las pantallas de todo el mundo se proyectaba Chaplin, un biopic del célebre actor cómico de cine mudo. Su protagonista, Robert Downey JR., contaba en aquel entonces con 27 años y una prometedora carrera por delante. Pero lo que no sabíamos entonces es que el joven actor arrastraba ya una considerable carrera de adicciones detrás de él.

Según ha confesado en varias entrevistas, los orígenes se remontan a la relación con su padre. Este fue quien le ofreció sus primeras copas y el primer porro, cuando el actor todavía no contaba ni con siete años. Al sentirse más cerca de su padre, comenzó a consumir drogas y a adentrarse cada vez más en el mundo de las adicciones.

A partir del éxito de la película fue cuando las cosas se comenzaron a torcerse de manera más seria. Fue detenido varias veces y cumplió condena por tenencia y consumo de estupefacientes y pasó un calvario en la prisión. Esto, en lugar de hacerle reconsiderar su adicción, le llevó más allá. Ni siquiera consiguió superarla cuando pasó dos años en un centro de desintoxicación.

Esta situación le llevó a la ruptura con su primera mujer, quien le abandonó junto a su hijo, Indio. Parecía que todo el trabajo conseguido iba a desaparecer, cuando conoció a su segunda mujer, la productora Susan Levin. Esta fue la que consiguió que se replanteará su vida, que pudiera dar un paso al frente y que afrontara su problema.

Consiguió volver a trabajar en varias películas y por fin, encontró la salvación profesional en Iron Man. El papel de Tony Stark consiguió que se consagrara como uno de los actores fetiche de la división cinematográfica de Marvel  y su presencia se ha visto recompensada por un suculento contrato que le ha llevado a mejorar su autoestima y abandonar las drogas.

Hoy en día, se siente liberado y también molesto consigo mismo, ya que ha dejado atrás un mundo oscuro y que le arrastraba hasta el fondo, del que solo ha podido salir gracias al apoyo de su familia, que le ha apoyado. Ahora, es el turno del actor de ayudar a su primer hijo, Indio, que ha seguido su camino en el mundo de las adicciones y que, suponemos, contará con la ayuda de su padre para recorrer el camino hacia la cura.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Pincha en el enlace anterior si deseas más información. ACEPTAR

Aviso de cookies