La Organización Mundial de la Salud define la adicción como una relación de dependencia. Históricamente se ha visto la adicción como la relación de dependencia que existe entre una persona y una sustancia o un hábito. Difícilmente pensamos que la relación de dependencia, la adicción, puede estar ligada a otra persona.

Una pareja de chico y chica se ríen y se divierte flirteando

Todas las relaciones de pareja son relaciones dependientes. Una relación sana es aquella en la que los miembros son interdependientes: es decir, cuentan el uno con el otro, pero son perfectamente capaces de continuar con sus vidas de forma individual.

Pareja camina por la orilla del mar

Una relación de codependencia, en cambio, es aquella en la que se encuentran una persona dependiente y una codependiente. Las características de uno alimentan las del otro, desarrollando la codependencia y la adicción mutua. Si bien lo más frecuente es que las relaciones de codependencias se presenten entre los miembros de una pareja, también es posible encontrarlas en otros tipos de relaciones.

Imagen de unas botas que pisan un suelo helado resquebrajado

Los dependientes emocionales tienden a buscar como pareja a personas egocéntricas, que se muestran seguras de sí mismas y que suelen, además, ser poco afectuosas. Esto en contraposición a sus inseguridades y necesidad desmedida de afecto. El dependiente idealiza a la otra persona y hace que su vida gire en torno al eje de su pareja, que es el centro y el motivo de todo.

Por su parte, el codependiente alimenta este comportamiento y, según sea su personalidad, puede generar violencia sistemática, física y psíquica, en la relación. Visto el perfil que los dependientes buscan, el codependiente podría ser una persona narcisista, paranoide, etc.

Una pareja de agarran las manos pero se dan la espalda, uno de ellos al sol, la otra en la sombra

El dependiente puede soportar burlas, infidelidades, agresiones y menosprecios sin ser capaz de poner fin a la relación, incluso cuando es consciente de su infelicidad. De hecho, tal como en cualquier otra adicción, el dependiente emocional necesitará cada vez más a su pareja, querrá pasar más tiempo con ella y estar constantemente en comunicación para evitar sensaciones de inseguridad y abandono.

Imagen de un corazón atado a una cuerda con las mitades partidas

Si el dependiente emocional llegara, en algún momento, a apartarse de su pareja, sentirá un deseo de consumo: la necesidad excesiva del otro. Y si decidiera terminar la relación, lo más probable es que la adicción lo lleve a retomarla, pues, exactamente como un adicto a una sustancia, sin su contra parte codependiente, presentará un síndrome de abstinencia: malestar general, temblores, insomnio, depresión, irritabilidad, etc. Estos síntomas pueden presentarse incluso durante un alejamiento temporal de la pareja, por ejemplo, si no existe la posibilidad de contactar por teléfono.

Una chica tumbada en la cama y enfocada desde arriba se tapa la cara con las dos manos

Como en el caso de otras adicciones, una relación de dependencia también puede ser un síntoma de otro problema, como la depresión. En ese caso, la persona dependiente busca una relación complicada como un estímulo diversivo que le permite evadir la situación depresiva en la que se encuentra. Con frecuencia, si la pareja del dependiente se transforma en una persona equilibrada que propicia una relación más sana, el dependiente se alejará de la relación -que habrá dejado de cumplir su objetivo- y buscará otra relación conflictiva.

Imagen de unas cadenas de barco

El hecho de que la relación adictiva sea un síntoma no implica que deje de ser un problema en sí misma. Como en cualquier otra adicción, es necesario tratar y resolver el problema de dependencia antes de poder tratar y resolver los problemas que detonaron la adicción. Como siempre, el primer paso es reconocer que existe un problema y tener la voluntad de solucionarlo.

Imagen de un chico que sube unas escaleras y al final se ve un arco con luz

Con la ayuda adecuada, el dependiente llegará a comprender que el principio de su recuperación se encuentra en centrar la atención, ya no en su relación, sino en sí mismo para eliminar las conductas dañinas y poder mejorar otras áreas de su vida.

De Baudelaire a las estrellas de MTV: la idealización de la droga en el arte

Pintores, escritores, músicos... Son tantos los genios creativos de la humanidad a los que se les puede asociar con el consumo de alguna droga que en la actualidad parece ser una relación natural.¿Cómo se ha convertido la exaltación de las drogas en un tópico...

Nicotina y esquizofrenia, ¿pueden estar relacionadas?

El 70% de los españoles con trastornos mentales fumaSegún la Sociedad Española de Patología Dual; sin embargo, los estudios y programas de rehabilitación relacionados con este sector de la población adicta al tabaco son prácticamente inexistentes. Este grupo de...

Drogas: la puerta a enfermedades mentales latentes

El cerebro humano funciona, en gran medida, en base a procesos químicos y las drogas son sustancias químicas que actúan sobre el organismo. Resulta evidente entonces, que las drogas tienen un efecto directo sobre el desarrollo de la capacidad cognitiva y la...

La familia de los adictos y sus necesidades

La adicción no solamente afecta a la persona que sufre la enfermedad, sino que repercute directamente en quienes lo rodean, especialmente en el círculo más cercano –que, además de lazos consaguíneos y de afecto, comparte también un mismo espacio físico de residencia–:...

Relaciones adictivas: ¿cómo detectarlas y acabar con ellas?

La Organización Mundial de la Salud define la adicción como una relación de dependencia. Históricamente se ha visto la adicción como la relación de dependencia que existe entre una persona y una sustancia o un hábito. Difícilmente pensamos que la relación de...

Trabajo: ¿productividad o adicción?

El trabajo es valorado de forma positiva dentro de nuestra sociedad; una persona trabajadora es percibida como alguien responsable consigo misma y quien le rodea, con prioridades correctas, favorable para el medio económico y social en el que se desenvuelve, etc. Todo...

Drogas inteligentes, ¿qué son y quiénes las usan?

A simple vista, puede pensarse que cualquier cosa que aumente la eficiencia y la inteligencia de un individuo es algo positivo y deseable a los ojos de nuestra sociedad, donde la productividad es un valor indiscutible. Precisamente por eso, ciertas sustancias se han...

¿Dónde nos llevan ‘las alas’ de las bebidas energéticas?

Las bebidas energéticas entraron al mercado prometiéndonos 'alas', literalmente. Desde entonces, su oferta se ha multiplicado exponencialmente, y hoy en día es difícil no encontrarlas en cualquier anaquel de bebidas, junto a los refrescos y al agua mineral. Pero ¿son...

Lean: drogas que no son golosinas

Cubos de hielo nadan entre caramelos en un brebaje de color púrpura intenso. Las manos que lo sujetan no tienen permiso para entrar en un bar, pero eso no impide que los vasos circulen. Una nueva bebida está de moda entre los jóvenes; se llama lean.Qué es el...

Aumenta el consumo de tabaco en España

La Delegación del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas (DGPNSD) lleva a cabo, con la colaboración de las comunidades autónomas, el Programa de Encuestas sobre Alcohol y Otras Drogas en España (EDADES). Se ha hecho bianualmente desde 1995, y hasta ahora cuenta...

Guía informativa contra las drogodependencias

¿Alguien cercano podría tener
problemas de adicciones ?

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Pincha en el enlace anterior si deseas más información. ACEPTAR

Aviso de cookies