Centros sanitarios autorizados con certificación legal C-36-002459, C-36-002460, C-15-003355 986 30 37 84

La influencia del entorno es importante para que los niños se acerquen o no al consumo de drogas y alcohol. La primera referencia de comportamiento que tienen es la familia y sobre todo, los padres. El comportamiento de estos puede llegar a definir a la persona en que se convertirá el niño el día de mañana. Los niños son esponjas que asimilan todo lo que ven y escuchan en casa, así que verán normal el consumo de alcohol, tabaco e incluso otras sustancias si lo ven hacer a sus padres.

¿Quiere esto decir que los padres deben cambiar sus hábitos y costumbres si quieren que sus hijos no acaben consumiendo sustancias tóxicas, sobre todo en los últimos años de su niñez y los primeros de su adolescencia? Pues sí. El consumo en adultos es problemático y tiene consecuencias negativas en el organismo, pero tiene muchas más en el cuerpo todavía en formación de un joven.

La familia es el principal punto de referencia para un niño y es ahí donde debe incidirse para evitar que existan problemas graves en un futuro próximo. Pero no solo es en el núcleo familiar donde comienza a formarse la personalidad de un niño. El colegio es el otro gran referente, y por ello se ha de educarlos a este respecto, además de las asignaturas propias de su edad.

Las charlas en los colegios pueden ser una herramienta muy útil, incluso desde esta edad tan temprana. La manera de dirigirse a los niños ha de ser distinta a la que se utilice para otras edades, ofreciendo la información de la manera más adecuada para que lo entiendan y comprendan lo que son las drogas y lo que conlleva su consumo.

A diferencia de los adolescentes, los niños pueden asimilar mejor los datos y conceptos que se ofrecen, sin cuestionarlos tanto como los adolescentes, de manera que puede ser mucho más sencillo llegar hasta ellos y que conozcan los riesgos a los que se pueden enfrentar.

Con la educación en casa y la formación en colegios, se puede evitar que en los delicados años de la adolescencia se acerquen al oscuro y peligroso mundo del consumo de sustancias tóxicas, bien sean legales o ilegales.

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Al pulsar Acepto consiente dichas cookies. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en Más información. ACEPTAR

Aviso de cookies