Nicotina y esquizofrenia, ¿pueden estar relacionadas?

El 70% de los españoles con trastornos mentales fuma

Según la Sociedad Española de Patología Dual; sin embargo, los estudios y programas de rehabilitación relacionados con este sector de la población adicta al tabaco son prácticamente inexistentes. Este grupo de personas representa el 40% de los fumadores en España, por lo que las cifras son bastante altas. Últimamente, los expertos han reclamado atención a estos pacientes, que normalmente también padecen otras adicciones.

Precisamente por falta de estudios, no se ha determinado si el tabaco puede ser o no un factor concluyente para el desarrollo de esquizofrenia. Todo parece apuntar a que la exposición crónica al humo de tabaco puede aumentar el riesgo de psicosis, debido a una disminución en la capacidad de filtrado de estímulos sensoriales por el sistema nicótico. Lo que sí está claro es el efecto inverso: los pacientes que sufren esquizofrenia tienden a desarrollar una adicción al tabaco.

Mitos sobre tabaquismo y enfermedades mentales

Visto esto, sorprende la poca atención que se le da a la eliminación de las adicciones dentro del tratamiento de pacientes con enfermedades mentales. Según un artículo de la Revista de la Asociación Española de Neuropsiquiatría, esto se debe a los siguientes mitos:

  1. El consumo de tabaco es una forma de auto-medicación para los enfermos psiquiátricos.
  2. Los pacientes no quieren, o no pueden, dejar de fumar.
  3. Abandonar el hábito del tabaquismo podría descompensar su trastorno psiquiátrico.
  4. La adicción al tabaco es un problema de baja prioridad en el tratamiento psiquiátrico.

Si bien es cierto que el efecto de la nicotina puede reducir algunos de los síntomas de la enfermedad y atenuar los efectos secundarios de la medicación, a pesar de esta cualidad paliativa, el hábito del tabaquismo está asociado con un peor pronóstico en la enfermedad.

Debido a la escasa atención que se les presta a sus adicciones, los pacientes que intentan abandonar el hábito tienen una tasa de éxito extremadamente baja. Esto también podría estar asociado a su alto consumo de cigarrillos, pues está probado que, en cualquier población de fumadores, la intensidad del consumo está negativamente asociada con el éxito de los tratamientos de rehabilitación de la adicción.

En la Unidad de Psicosis Refractaria del Hospital Universitario de Álava se realizó recientemente un estudio, en colaboración con el área de psiquiatría de la Universidad de Oviedo, en el que participaron 25 pacientes fumadores, con una media de edad de 44 años. El tratamiento constó de dos fases: una de terapia motivacional y otra de tratamiento farmacológico específico y prevención de recaídas. Apenas el 12% de los pacientes consiguió rescindir el hábito, el 28% redujo su consumo a la mitad y el abrumador 60% siguió fumando de forma normal.

Los pacientes reciben tratamiento para su trastorno psicológico –tanto en la esquizofrenia como en otras enfermedades–, pero suelen ser las enfermedades asociadas con las adicciones las que acaban con sus vidas. Por eso se hace urgente dirigir esfuerzos sistemáticos a aplicar terapias efectivas de rehabilitación en la población que sufre de trastornos mentales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Quieres recibir nuestra guía en PDF?

Déjanos tu email y la recibirás de inmediato
De conformidad con lo que establece la legislación vigente en materia de Protección de Datos de Carácter Personal, se le informa que los datos personales que nos facilite a través de dicho formulario serán tratados por HELP ADICCIONES, S.L., con la finalidad de gestionar su solicitud y enviarle información más detallada. Para más información consultar la política de privacidad.