Muertes al volante por alcohol y drogas

Todo período vacacional trae consigo, además de innumerables planes y alegrías, la preocupación por los accidentes.

Los tiempos de esparcimiento están llenos de entusiasmo, pero este siempre viene acompañado por la preocupación que generan los accidentes de tránsito, muchas veces mortales, y otras tantas evitables. Los desplazamientos por ocio con frecuencia están marcados por la fatalidad debido al consumo de sustancias definidas como «recreativas». Las estadísticas son contundentes.

Durante 2019, fallecieron 1098 personas en accidentes de tránsito. De estos, se analizó una muestra representativa de 766 individuos (~70%) que arrojó los siguientes datos: 45,5% de los fallecidos habían consumido alcohol u otras sustancias. Casi la mitad de los accidentes mortales podría atribuirse al consumo de drogas.

Según el informe del Observatorio Español de las Drogas y las Adicciones sobre alcohol, tabaco y drogas ilegales de 2019, cerca del 90% de la población considera que beber 5-6 cañas o copas al día puede ocasionar «muchos o bastantes problemas». Sin embargo, interpelados acerca del mismo consumo durante el fin de semana, el porcentaje de encuestados que lo considera peligroso baja a la mitad.

Esta percepción de no peligrosidad podría ser crucial a la hora de tomar decisiones de conducción que impliquen riesgos fatales, especialmente en momentos festivos, como los fines de semana o las vacaciones. Como medida preventiva, las autoridades españolas aseguran estar ejecutando todos los protocolos sugeridos por la Unión Europea y, en efecto, España es el primer país europeo en número de controles de droga.

Las estadísticas de movilización del verano después del confinamiento por la pandemia refuerzan esta preocupación. En los primeros días de julio de 2020, coincidiendo con los primeros desplazamientos veraniegos, se registró la mayor cifra de muertes por accidentes de tránsito en un fin de semana (18 personas). Esto a pesar de que los desplazamientos eran menos de los habituales para la época.

Se podría achacar esta cifra a la pobre evaluación de riesgos vinculada con el placer y el esparcimiento después de un período de contención y crisis mundial. Bartolomé Vargas, fiscal de Seguridad Vial, también ha subrayado como factor determinante la banalización del consumo de cannabis, especialmente entre la población más joven.

El consumo de alcohol es el causante de tres millones de muertes anuales en el mundo, mientras que en España se estima que provoque alrededor de veinte mil. Algunas de estas podrían evitarse no poniéndose al volante después de haber bebido.

2 comentarios en “Muertes al volante por alcohol y drogas”

  1. Katya Pasquel González

    Totalmente de acuerdo incluso se deberían hacer campañas similares a las del alcohol con el consumo de cannabis en donde la estadística marca qye está cada vez más vinculado a los accidentes automovilísticos y más aún con las nuevas presentaciones tan altas en TCH que provocan distorsión de colores y alteracion en la percepción de la distancia y los objetos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Quieres recibir nuestra guía en PDF?

Déjanos tu email y la recibirás de inmediato
De conformidad con lo que establece la legislación vigente en materia de Protección de Datos de Carácter Personal, se le informa que los datos personales que nos facilite a través de dicho formulario serán tratados por HELP ADICCIONES, S.L., con la finalidad de gestionar su solicitud y enviarle información más detallada. Para más información consultar la política de privacidad.