Centros sanitarios autorizados con certificación legal C-36-002459, C-36-002460, C-15-003355 986 30 37 84 contacto@helpadicciones.com

Todos los que conducimos nos hemos enfrentado, en una o varias ocasiones, a un test de alcoholemia. Si somos responsables, no habremos tenido mayor problema y nos quedaremos con el canutillo de cartón de recuerdo. Si no, acarrearemos las consecuencias en forma de una considerable multa y una retirada de puntos del carnet de conducir. Eso, además de ser conscientes de que hemos corrido un serio peligro por conducir bajo los efectos del alcohol.

Ahora, además de poder comprobar si hemos consumido alcohol, la Guardia Civil comenzará a utilizar un test para detectar si el conductor ha consumido alguna droga y si se encuentra bajo los efectos de esta. El proceso se realiza gracias a un proceso de origen alemán, que se ha desarrollado tras un trabajo de investigación y desarrollo de 15 años.

El test detecta la presencia de seis de los tipos de droga más utilizados, la cocaína, los opiaceos como la heronía, las benzodiacepinas, las anfetaminas, mentanfetamina y el THC, el principio activo que está presente en la marihuana y el hachís. Para conseguir encontrar la presencia de la droga en el organismo, los agentes toman una muestra de saliva que introducen en la máquina que realiza el análisis y está detecta la presencia de la sustancia ilegal.

Para que esta prueba tenga valor y pueda producirse una sanción, es necesario que se haga una segunda prueba en laboratorio, por lo que los agentes deben de tomar una segunda muestra y llevarla sellada a un laboratorio que realice un segundo análisis. Con los resultados de este sí que se puede poner una denuncia y tener consecuencias.

Los conductores no pueden negarse a someterse a este análisis, al igual que no pueden hacerlo con el control de alcoholemia, así que hay que recordar que si se ha tomado alguna sustancia tóxica, saldrá en los análisis. Pero, por encima de lo que puede suponer a nivel económico, el consumo de una droga no solo pone en peligro de la persona que lo consume, sino que también se aumenta el riesgo de causar víctimas a causa de un accidente de circulación.

Si existe un problema de adicción, en el que se necesita tomar una droga para funcionar en el día a día o en los momentos de ocio, es mejor ponerse en manos de profesionales, que ayudarán a superar este grave problema y evitar riesgos. En el propio organismo y frente a otras personas que no tienen nada que ver con esa enfermedad que es la adicción.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Pincha en el enlace anterior si deseas más información. ACEPTAR

Aviso de cookies