Centros sanitarios autorizados con certificación legal C-36-002459, C-36-002460, C-15-003355 986 30 37 84

Hay un momento que todo padre teme y que sabe que es muy probable que llegue a ocurrir cuando su hijo o hija comienza a salir por la noche. Esa llamada desde un servicio de Urgencias en el que le comunican que su hijo está bajo los efectos de una intoxicación etílica. Si hay suerte, puede ser moderada y con un tratamiento de choque, se recuperará enseguida. Si no la hay, pueden existir efectos secundarios que perduren durante mucho tiempo y con trágicas consecuencias.

Además, esa intoxicación puede estar reforzada por otro tipo de sustancias, que actúan de manera todavía más intensa que el alcohol y complicar, con mucho, la situación. El cannabis, la cocaína o las drogas de síntesis son alíados del alcohol durante las noches de fiesta y suelen causar efectos muy dañinos en el organismo del joven que los consume.

Antes de que ocurra todo esto, la familia puede ser consciente de que este problema existe y que hay un riesgo real de que se produzca una situación peligrosa para la salud del afectado. Por esto, hay que procurar poner en marcha todas las actuaciones necesarias para evitar que llegue a ocurrir. El diálogo con la persona afectada es fundamental, aunque sepamos que la propia edad del adolescente, unido a los efectos de la sustancia consumida y los mitos que existen en torno a ellas, puede llevar a un distanciamiento que perjudique al posible tratamiento.

Contactar con un Centro de Desintoxicación puede resultar beneficioso para desbloquear ese diálogo, ya que los profesionales del mismo están especializados en este tipo de situaciones. Ellos pueden establecer un puente entre ambas partes y conseguir que se moderen los ánimos. La calma a la hora de tratar el problema es fundamental para llegar a buen puerto y comenzar a trabajar para solucionar el problema.

Los profesionales del Centro pueden ayudar a comenzar a hacer que el enfermo se dé cuenta sobre lo que está sucediendo, sea consciente de su enfermedad y pueda iniciar un tratamiento que le sirva para superar la adicción y evitar que esta le conduzca hasta situaciones de alto riesgo para su salud y la estabilidad de la familia.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Pincha en el enlace anterior si deseas más información. ACEPTAR

Aviso de cookies