Las drogas que no conocías: nuevas sustancias psicoactivas

Es común pensar que las adicciones se limitan a las drogas tradicionales como el alcohol, el cannabis, la cocaína, la heroína, LSD o las metanfetaminas. Sin embargo, el mercado de las drogas que se escapan de las políticas y regulaciones acostumbradas crece. Por ende, el consumo de las nuevas sustancias psicoactivas (NSP) sigue siendo un grave problema, según el Informe Europeo sobre Drogas, elaborado por el Observatorio Europeo de las Drogas y las Toxicomanías. A esto se le suma la desinformación sobre su existencia, efectos y daños que conllevan, lo que hace más difícil la prevención y el tratamiento de su adicción.

nuevas sustancias psicoactivas

¿Qué son las NSP?

Conocidas también como «euforizantes legales» o incluso «sales de baño», según un informe de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC), las NSP son sustancias no reguladas por convenciones y convenios internacionales para el control de drogas, pero que suponen una amenaza para la salud pública. Cabe destacar que el término «nuevas» no alude a su creación reciente, sino a que están disponibles ahora en el mercado. Suelen venderse en muy pequeñas cantidades y, aunque poseen rasgos químicos parecidos a los de las drogas ya conocidas, hay variaciones de las mismas dependiendo del mercado. Como establece, además, el Informe Europeo sobre Drogas, «puesto que muchos de estos precursores tienen usos legítimos, no están prohibidos, pero su comercio está sometido a vigilancia y control con arreglo a la normativa de la UE que regula determinadas sustancias químicas».

UNODC

Clasificación

Si bien el ámbito de la investigación enfocada en las NSP está en pleno desarrollo, la UNODC se ha dado a la tarea de categorizar las más de 730 nuevas sustancias psicoactivas (para finales de 2018, cuando solo en ese año se habían descubierto 55) detectadas en todo el mundo de acuerdo a sus efectos. Las NSP conocidas tienen efectos similares a los de las sustancias bajo control, como indica el gráfico siguiente. Hasta diciembre de 2015, la mayoría eran estimulantes y agonistas de los receptores cannabinoides sintéticos, seguidas por alucinógenos clásicos. Otras funcionan como disociativos, opioides y sedantes hipnóticos.

Nuevas sustancias psicoactivas según sus efectos

Riesgos

Como sucede con cualquier droga, el uso de NSP se vincula con problemas de salud. Los efectos secundarios que puede experimentar un usuario comprenden dependencia potencial, agresión, psicosis aguda, convulsiones y agitación. Los efectos a largo plazo son desconocidos. Desconocidas son también, a menudo, la composición y la pureza de los productos que contienen NSP, lo que expone a los usuarios a elevados riesgos de intoxicación.

Para Claude Guillou, del Centro Común de Investigación de la Comisión Europea, se «debe saber que estos productos probablemente nunca han sido probados, ni siquiera en un animal. Y el primer animal que lo probará es quizás un ser humano». De aquí, en parte, el alto riesgo de intoxicación por consumos bajos.

mapa de europa 1878

Situación en Europa

Una de las amenazas más grandes a considerar son las mutaciones. Según Guillou, cuando una de estas sustancias se declara ilegal, en los meses siguientes suele aparecer una variación. Esta es la parte compleja para las autoridades de control, ya que para una misma droga existen varias mutaciones que siguen siendo legales y por ende no pueden ser confiscadas, aunque mantengan el mismo efecto psicoactivo.

Por otro lado, un factor crítico adicional es la flexibilidad del mercado y la situación fronteriza dentro de la UE. Las NSP se venden a veces en tiendas físicas, y aunque algunos países han impuesto restricciones, pueden comprarse a través de Internet, incluso junto a otras drogas o mezcladas con estas. Es bien sabido que estas sustancias provienen, en su mayoría, de China y de laboratorios sudamericanos y orientales. Una vez que entran en la UE, su detección se torna muy complicada.

Sin embargo, no todo es desalentador. Cifras traídas a luz por el más reciente Informe Europeo sobre Drogas indican que durante 2017 más de 64 mil incautaciones de NSP tuvieron lugar en la UE, Noruega y Turquía. Cerca de 40 mil fueron notificadas por Estados miembros al Sistema de Alerta Temprana de la UE. Aunque es un descenso considerable con respecto al 2016, el número sigue siendo elevado, como ilustra el gráfico. Las incautaciones de NSP son mayoritariamente de cannabinoides sintéticos y catinonas. Cabe mencionar que en los últimos años se aprecia mayor diversidad que en el pasado, destacando otros grupos de sustancias.

gráfico de sistema de alerta temprana

Otros datos interesantes que reporta el informe para este período son los siguientes:

  • La forma de las NSP notificadas era normalmente en polvo, con un total de 2,8 toneladas en todas las categorías.
  • Se notificaron poco menos de 240 kilogramos de hierba.
  • Se detectaron nuevas sustancias en comprimidos (2,8 millones de unidades), papel secante (23 mil unidades) y líquidos (490 litros).

La puesta en marcha del Sistema de Alerta Temprana de la Eurozona, que engloba a los puntos focales de cada Estado Miembro de la UE más Noruega y los puntos focales de los países candidatos de la UE, busca seguir luchando contra el tráfico de drogas para mejorar cada año estos indicadores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Quieres recibir nuestra guía en PDF?

Déjanos tu email y la recibirás de inmediato
De conformidad con lo que establece la legislación vigente en materia de Protección de Datos de Carácter Personal, se le informa que los datos personales que nos facilite a través de dicho formulario serán tratados por HELP ADICCIONES, S.L., con la finalidad de gestionar su solicitud y enviarle información más detallada. Para más información consultar la política de privacidad.