adicciones

Las adicciones, también enemigas de los estudios y el futuro

 

Cuando un adolescente entra en contacto con el mundo de las sustancias que causan adicción, su futuro comienza a teñirse de negro. No hay excusa para permitir que los estudios y el futuro laboral se esfume gracias a una adicción, que lleve al joven a una espiral de descontrol y dolor que puede hacer que los años siguientes se sumerjan en un lodazal del que difícilmente podrá salir por sí solo.

El alcohol y las drogas están presentes en el día a día de cualquiera. Primero, por imposiciones sociales (hay que tomar alcohol para demostrar que ya no se es un niño, el tabaco te hace más mayor…), pero después el círculo de sustancias tóxicas pueden aumentar sin que el adolescente se lleguen a dar cuenta.

 

En la adolescencia, las drogas y el alcohol están presentes alrededor del joven

 

Lo primero que suele ocurrir cuando aparece una conducta adictiva, bien sea a causa de algunas sustancias tóxicas o a causa de otro tipo de situaciones que conducen a la adicción es la caída del rendimiento escolar. Se producen más faltas de asistencia, los trabajos dejan de entregarse y las notas bajan a niveles preocupantes.

Además, la apatía del joven por los estudios es una clara señal de que algo está sucediendo y que su propia vida, aunque él no lo perciba, está perdiendo el rumbo. El carácter del adolescente también cambia y hay que estar alerta para detectarlo. Normalmente, es una edad confusa, con muchos cambios físicos y psíquicos que pueden llevar al joven a intentar encontrar un escape a toda esa tensión acumulada con las drogas y el alcohol.

Es una etapa fundamental en la vida. Se está formando el adulto que será en poco tiempo y las decisiones que se tomen son fundamentales para llegar a la madurez. La pérdida de los estudios, unida a las consecuencias producidas a esas conductas adictivas pueden llegar a crear problemas de comportamiento y desarrollo personal.

Ante la imposibilidad que tiene un adicto de reconocer lo que le está pasando, y más si se trata de un adolescente, hay que aportar ayuda desde el primer momento en que se detecte este problema para evitar que vaya a más y ensombrezca un futuro que ha de ser luminoso y positivo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Quieres recibir nuestra guía en PDF?

Déjanos tu email y la recibirás de inmediato
De conformidad con lo que establece la legislación vigente en materia de Protección de Datos de Carácter Personal, se le informa que los datos personales que nos facilite a través de dicho formulario serán tratados por HELP ADICCIONES, S.L., con la finalidad de gestionar su solicitud y enviarle información más detallada. Para más información consultar la política de privacidad.