La marihuana: una cuestión con varias caras

La marihuana es una planta utilizada, al menos, desde hace más de 4.000 años por razones religiosas, terapéuticas y recreativas. Es precisamente esta última la que la ha llevado a protagonizar una de las empresas de más rápido crecimiento mundial, así como un signo de la liberación de viejos órdenes sociales marcados por la prohibición y el tabú. Sin embargo, el consumo de esta sustancia trae consecuencias para la salud que puede traducirse en adicciones que perjudiquen el desempeño mental y la vida del individuo y familiares por igual.

Legalización: consecuencias

En España se ha replanteado recientemente la posibilidad de la “legalización integral” de la marihuana, tanto para fines lúdicos como terapéuticos. Frente a este panorama, vale la pena preguntarse si la medida tendría una repercusión realmente positiva y cuáles son sus posibles riesgos. Aunque desde 1970 está despenalizado poseer cantidades pequeñas para consumo personal, la propuesta actual es que en España la marihuana sea completamente legal, de una forma similar a la que lo han hecho países como Uruguay, Estados Unidos y, próximamente, Luxemburgo, en Europa.

la marihuana y el debate politico y social acerca de su legalizacion

La legalización ha sido propuesta en dos oportunidades por líderes políticos como una medida progresista y que podría colocar a España en la vanguardia europea. Según encuestas, el 47,2% de la población está de acuerdo con la legalización recreativa, y algunos estudios indican que esta industria generaría 3.200 millones de euros anuales. Entre las ventajas argüidas por los promotores se encuentra la recuperación del sector rural del país y la posibilidad de liderar el mercado de la exportación europeo —panorama que ignora el inconveniente de que la prohibición seguiría vigente en la mayoría de los países del continente—.

Existe un consenso más o menos generalizado en torno al hecho de que la legalización es un golpe duro para la industria del narcotráfico y podría ser un mecanismo efectivo para desmantelar las redes de criminalidad y violencia asociadas a ella. Sin embargo, existe aún un debate muy amplio y polarizado acerca del efecto que esto pueda tener en la población en términos de percepción de la droga, consumo y dependencia. Para tratar de arrojar un poco de luz sobre estos asuntos, pueden tomarse como referencia los resultados de la medida en otros países.

Legalización: resultados

consecuencias de la legalizacion en otros paises, percepcion, consumo, adiccion

En España se habla de crear los controles necesarios para regular el consumo y la distribución siguiendo el modelo canadiense, que autoriza a algunas compañías a la producción y distribución de la planta, administrando los réditos en la economía nacional. Esto no solo representa una entrada significativa de dinero para el Estado, sino que convierte el debate en un tema de salud pública.

El modelo canadiense, a su vez, está basado en el uruguayo. La “Suiza de Latinoamérica” fue el primer país en legalizar enteramente la marihuana. Con previa inscripción en el registro de Regulación y Control del Cannabis, un ciudadano puede comprar cinco gramos de marihuana por 200 pesos uruguayos —es decir, unos 5,23 €— en los dispensarios locales y las farmacias autorizadas. En el país austral se han inscrito al registro unas 28.987 personas de entre 19 y 65 años, lo que supone el 1,6% de la población, que ronda los 3 millones de habitantes. De ellos, existe un cultivador registrado con auto-cultivo por cada cuatro consumidores, así como clubes donde se puede cosechar hasta 40 gramos por mes.

ayuda la legalizacion a disminuir la criminalidad

Efectivamente, la medida ha ayudado a bajar la criminalidad relacionada a la droga: en 2016, un total de 4 373 kilos de marihuana fueron arrebatados al narcotráfico, lo que representa 20 millones de dólares en pérdidas, además de una baja del 20% en criminalidad desde el año 2013. Sin embargo, no todo es color de rosa cuando se habla de legalización.

En una encuesta realizada en los 11 estados que han permitido la marihuana recreativa en los Estados Unidos, se ha descubierto un uso problemático en el 25% de los fumadores de entre 12 y 25 años. La marihuana puede crear dependencia y está demostrado que, con mucha frecuencia y a pesar de no ser legal, es una puerta de entrada a otras drogas más peligrosas. Los datos, además, reflejan una precocidad alarmante en la edad de inicio de consumo.

Las dos caras de la misma moneda

observar con cuidado los riesgos de la legalizacion

La cuestión es compleja, los factores a tomar en cuenta son muchos y es difícil predecir el resultado de una medida aplicada en contextos socioculturales tan distintos. Mientras que el efecto positivo sobre la economía y la criminalidad es bastante evidente, otras aristas relacionadas con la sociedad y la salud están menos definidas. El debate está en pleno apogeo, pero como profesionales de la desintoxicación de sustancias nocivas, tenemos el deber de observar con cuidado los potenciales riesgos relacionados con la adicción que la legalización podría llegar a tener y de prepararnos para enfrentarlos o, de ser posible, prevenirlos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Quieres recibir nuestra guía en PDF?

Déjanos tu email y la recibirás de inmediato
De conformidad con lo que establece la legislación vigente en materia de Protección de Datos de Carácter Personal, se le informa que los datos personales que nos facilite a través de dicho formulario serán tratados por HELP ADICCIONES, S.L., con la finalidad de gestionar su solicitud y enviarle información más detallada. Para más información consultar la política de privacidad.