Centros sanitarios autorizados con certificación legal C-36-002459, C-36-002460, C-15-003355 986 30 37 84

Vancouver es un nombre que siempre salta entre las 10 mejores ciudades para vivir en el mundo. Sin embargo, esta urbe canadiense sufre desde hace algunos años la proliferación de adictos a drogas de la familia de la heroína, especialmente a una que puede llegar a ser de 50 a 100 veces más fuerte que la morfina:  el fentanilo.

El principal problema con esta droga es que es demasiado potente y muy barata. Tan solo medio miligramo es suficiente para causar una sobredosis letal; es decir que un paquete de 30 gramos de fentanilo, como los muchos que llegan cada semana a la ciudad de Vancouver entre una avalancha de millones de encomiendas por correo desde China, podría matar a 60.000 personas. A esto se le suma el ya muy conocido riesgo de dependencia que tienen todos los opiáceos.

Con estas condiciones, la ciudad de Vancouver ha visto aumentar año tras año los casos de muertes por sobredosis de fentanilo desde 2012, a la par que se incrementa el número de indigentes en la calle. Es evidente que la situación es complicada, y el gobierno ha ido adoptando distintas estrategias frente a esta gravísima amenaza.

Medidas ante la emergencia

La política de Vancouver es de damage control, control de daños. Los esfuerzos se dirigen a tratar el problema como una amenaza de salud pública, visto el elevadísimo número de adictos, lo infructuoso que resulta intentar rehabilitar a una persona que no desea hacerlo y lo difícil que es atrapar a miles de traficantes desarticulados que reciben y distribuyen la droga de forma independiente. Hay quien critica severamente la falta de rigidez de la policía, que prácticamente no hace arrestos por consumo de drogas, mientras que otros no ven otra alternativa que el control de daños frente a la urgencia de parar las muertes por sobredosis.

Los opiáceos no son buenas. Señal de elegir un camino equivocado

Vancouver fue la primera ciudad del continente americano que contó con un centro de inyección segura, un lugar que provee asistencia inmediata al adicto en caso de una sobredosis. Empezó ilegalmente, como una iniciativa de la comunidad, pero el centro se convirtió luego en un modelo que se ha ido replicando. En estos lugares, el adicto trae sus drogas, se sienta en un cubículo con un recipiente para desechos biosanitarios y se administra su dosis por sí mismo.

Mientras tanto, los residentes analizan las muestras de drogas que traen los visitantes antes de que las consuman. En muchos casos, comprueban que la supuesta heroína que han comprado viene adulterada con fentanilo, aunque no es posible saber en qué proporción. Con esta advertencia, el consumidor puede tomar precauciones. Si se presenta una sobredosis, cosa que no es poco habitual, hay equipos médicos entrenados para revertirla. Los resultados son evidentes: hay menos muertes por sobredosis. También hay menos riesgo de contagio de enfermedades por compartir agujas.

Estos centros también suelen ofrecer orientación y apoyo para la desintoxicación. El Insite Supervised Injection Site asegura que la relación de confianza que desarrollan los visitantes con el personal aumenta la probabilidad de que el adicto busque asesoramiento para salir de su adicción.

Otras estadísticas del Insite revelan que antes de que la epidemia de opiáceos se declarara una emergencia de salud pública, en 2016, se atendían 30 sobredosis al mes, mientras que ahora el promedio de intervenciones es de 240. Esto se traduce en un importantísimo número de vidas salvadas, al tener al paciente junto al equipo médico al momento de la incidencia.

 

Antídotos para todos

Como parte de los programas de control de daños, la Overdose Prevention Society promueve el fácil acceso a un kit para revertir los efectos de una sobredosis. En ocasiones, el adicto puede obtenerlo gratis en los centros de inyección o en las farmacias.
Inyectando opiaceos

No todos están a favor

Hay quien se queja de que las ayudas que reciben los adictos son costeadas con el dinero de ciudadanos que pagan sus impuestos y no reciben ningún subsidio cuando tienen que comprar sus propias medicinas. También están los que sostienen que el número de rehabilitados no justifica todos los esfuerzos que se hacen, y que estas medidas solo prolongan la adicción y alientan el consumo.

En un camino intermedio están los que comprenden que buena parte del trabajo de control de daños sirve para prevenir enfermedades que, a la larga, pesan en el gasto público, pero no creen que esta sea la mejor forma de combatir el uso de las drogas.

Seguir probando

Para Bill Spearn, Inspector del Departamento de Policía de Vancouver, los planes de control de daños fueron muy efectivos hasta la fiebre del fentanilo. Sin embargo, aún tiene la esperanza de que la educación y la prevención consigan solucionar el problema.
Lo más rescatable de la experiencia de Vancouver es la descriminalización del adicto, quien no es otra cosa que una persona con una enfermedad. Esta perspectiva es muy importante para evitar que el adicto se asocie a actividades delictivas que terminan generando mayores estragos para la sociedad y lo alejan definitivamente de una recuperación.

Etapas de la adicción

Si atendemos a la definición de la RAE, la adicción puede describirse como una “dependencia de sustancias o actividades nocivas para la salud o el equilibrio psíquico”.La vulnerabilidad frente a una adicción depende de múltiples factores, como el tipo de sustancia o...

¿Es real la adicción al azúcar?

Desde hace muchos años se ha debatido mucho sobre los efectos del azúcar refinado en la salud de las personas. Hoy en día se conoce de sobra que el consumo excesivo de azúcar refinada se encuentra altamente vinculado a una multitud de enfermedades como los son las...

¿Cuánto tiempo de una vida puede robar la heroína?

Para nadie es un secreto que la heroína es una sustancia sumamente nociva y que su capacidad de crear adicción física, aunada con la necesidad que genera de aumentar progresivamente la cantidad que se consume, empuja a los adictos a un acelerado bucle de deterioro en...

¿Cuánto tiempo de la vida le cede a la cocaína una persona adicta?

De forma contradictoria discreta y agitadora; glamorosa y cutre a la vez; la cocaína es una gran preocupación para los sistemas de salud del mundo.Como ya hemos visto con el tabaco y el alcohol, a través del estudio estadístico es posible establecer un estimado de...

Tres cosas que no debes hacer si vives con un adicto

No se habla lo suficiente de las familias de los adictos. Quienes rodean a personas con dependencia deben enfrentarse a grandes retos para los que casi nunca están preparados. Si te encuentras en esa situación, te dejamos tres cosas fundamentales que debes evitar en...

Platzspitz: un experimento fallido

Mientras en España tenía lugar La Movida, otros lugares de Europa experimentaban fenómenos igual de preocupantes desde el punto de vista de las adicciones, pero sin todo el boom cultural español. Uno de esos lugares fue Suiza, donde el aumento del consumo de drogas...

¿Cuánto tiempo se pierde con el consumo de alcohol?

El alcohol es el protagonista de nuestra segunda entrega sobre el costo, medido en unidades de tiempo, que tienen ciertas adicciones. Aunque resulte tentador elucubrar acerca del tiempo ocioso que suele perder un bebedor en una barra, esta vez nos centraremos en datos...

¿Cuánto tiempo se pierde con el tabaquismo?

Existe un viejo chiste en el que un no fumador le dice a un fumador empedernido que si guardase todo lo que gasta en tabaco, podría comprarse un Ferrari al cabo de 5 años. A esto, el fumador responde preguntándole dónde está el suyo. Si bien es cierto que en la vida...

Las enfermedades del vapeo

Cuando los cigarros electrónicos, ahora ampliamente conocidos como vapers, irrumpieron en la escena, parecían la tierra prometida. Estos dispositivos futuristas se presentaban como todo lo que cualquier fumador pudo haber soñado alguna vez: desde una herramienta para...

Nuevas sustancias: ¿qué es el 512?

Un nuevo código aparece mencionado en grandes éxitos de la música urbana en español desde hace algunos años. Esta cifra causa curiosidad por recordarnos al ya muy extendido 420 de la marihuana. Al escucharlo, queda claro que se trata de alguna droga, pero no resulta...

Guía informativa contra las drogodependencias

¿Alguien cercano podría tener
problemas de adicciones ?

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Pincha en el enlace anterior si deseas más información. ACEPTAR

Aviso de cookies