¿Es posible tener una sobredosis de marihuana?

Respuesta corta e impopular: sí. Ahora lo vamos a explicar.

Una sobredosis es una dosis excesiva de un medicamento o alguna droga. Dependiendo de la sustancia, la cantidad ingerida y las condiciones propias del individuo, una sobredosis puede tener consecuencias muy variadas, e ir desde una intoxicación moderada con reacciones físicas como malestar y vómitos hasta pérdida de la conciencia, colapso del sistema nervioso o la muerte. Teniendo esto claro, se puede afirmar que las sobredosis de marihuana no solo son posibles, sino que además son bastante comunes. Ahora bien, es cierto que una sobredosis mortal de cannabis es improbable, pero no es imposible que acarree complicaciones y daños severos en el organismo o la psique con consecuencias fatales.

Las intoxicaciones de marihuana, que convierten la expectativa de un rato agradable en una experiencia indeseable, son tan frecuentes que incluso cuentan con varios nombres en la jerga popular, como amarillos, pálidas o blancazos. Estas sobredosis moderadas pueden manifestarse mediante hipotensión, sudoración fría, náusea, taquicardia, paranoia e incluso pérdida de la visión y la audición. Los amarillos suelen controlarse al poco tiempo sin necesidad de intervención médica. Por lo general, se procura que el individuo se recueste en un sitio cómodo y beba mucha agua hasta que el organismo se estabilice y supere la crisis, que podría durar de unos minutos a una hora. Si no aparecen náuseas, también puede ser muy útil comer algo. Si llega un paciente a un centro sanitario con malestar por intoxicación de marihuana, se le aplican tratamientos para los síntomas específicos, puesto que la marihuana no tiene ningún antagonista.

Siempre se ha dicho que es imposible fumar porros hasta morirse porque la concentración de THC que hay en cada cigarrillo haría imposible que alguien tuviera la garganta y los pulmones necesarios para administrarse una dosis peligrosa en un corto tiempo por esta vía. Sin embargo, en la actualidad existen productos muy potentes con concentraciones de THC que no están presentes normalmente en la naturaleza. Tal es el caso de la marihuana genéticamente modificada, el dab o las tinturas de cannabis.

Al aumentar la potencia, aumentan los riesgos. Las consecuencias de una intoxicación aguda de marihuana son especialmente peligrosas en individuos que tienen alguna condición previa, como alguna patología cardiaca, respiratoria o incluso diabética. De igual modo, existe la posibilidad de que una sobredosis de marihuana pueda desencadenar una crisis psicótica.

Sobredosis a largo plazo

El uso del cannabis puede por tiempo prolongado puede ocasionar enfermedades específicas muy bien descritas. Desde hace años, se amontonan los informes médicos que prueban la relación entre comorbilidad psiquiátrica y el uso crónico de marihuana.  Más recientemente también se ha descrito el Síndrome de Hiperémesis Cannabinoide (SHC), una enfermedad crónica que se caracteriza por vómitos que no responden los tratamientos antieméticos habituales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Quieres recibir nuestra guía en PDF?

Déjanos tu email y la recibirás de inmediato
De conformidad con lo que establece la legislación vigente en materia de Protección de Datos de Carácter Personal, se le informa que los datos personales que nos facilite a través de dicho formulario serán tratados por HELP ADICCIONES, S.L., con la finalidad de gestionar su solicitud y enviarle información más detallada. Para más información consultar la política de privacidad.