¿Cuánto tiempo de la vida le cede a la cocaína una persona adicta?

De forma contradictoria discreta y agitadora; glamorosa y cutre a la vez; la cocaína es una gran preocupación para los sistemas de salud del mundo.

Como ya hemos visto con el tabaco y el alcohol, a través del estudio estadístico es posible establecer un estimado de cuánto tiempo de vida le resta cada línea de cocaína a un consumidor crónico. Por supuesto, estas valoraciones se hacen basándose en promedios de esperanza de vida de distintos países, por lo que es muy posible que los datos varíen de un lugar a otro y que existan casos individuales que difieran ampliamente.

Partiendo de una dosis referencial de 1 gramo de cocaína diario (aproximadamente 6,6 líneas), Treatment 4 Addiction calculó que un adicto crónico puede llegar a ver reducida su longevidad en un 44%. Así, en los Estados Unidos, donde la esperanza de vida ronda los 78 años, los asiduos a esta droga estimulante suelen morir en torno a los 45 años. Dicho de otro modo, cada línea de cocaína le cuesta a un consumidor crónico 5,1 horas de su vida. Si bien los consumidores sociales toman dosis considerablemente inferiores a la que se considera estándar en este estudio, también es cierto que muchos adictos pueden llegar a duplicar esta dosis referencial e ir incrementándola a lo largo del tiempo.

En España, donde la esperanza de vida es de 83,33 años, los números tampoco favorecen a los consumidores de cocaína, cuya tasa de mortalidad es 5,1 veces mayor que la de la población general. Independientemente de las diferencias que puedan evidenciarse de un grupo de estudio a otro, queda claro que el hábito de la cocaína es altamente nocivo y que el costo en tiempo de esta adicción es sumamente alto.

La relación entre enfermedades cardiovasculares y consumo de cocaína se ha descrito y divulgado ampliamente; sin embargo, nunca sobra decir que esta droga deteriora alarmantemente las arterias del corazón y el cerebro, y que su efecto envejecedor se potencia sustancialmente después de los 40 años.

Alcohol y coca: doble combustión

El alcohol y la cocaína son una pareja tóxica perfecta y muy bien conocida. Son muchos los adictos a la cocaína que saltaron a esta droga desde el borde de un vaso de alcohol, puesto que los efectos estimulantes de la cocaína permiten al bebedor salir de la ebriedad para volver a disfrutar de una templanza superficial que puede rellenar con más alcohol, entrando en un juego de alternancia entre los dos estados que se puede extender por largas horas. Evidentemente, el consumo sostenido y exagerado de dos sustancias que afectan la salud y reducen la esperanza de vida solo puede acelerar el resultado fatal.

¿Cómo hacer tu propio cálculo?

Basándose en los mismos criterios que hemos venido viendo hasta ahora, Mateusz Mucha and Dominika Miszewska programaron una calculadora de adicciones para estimar la esperanza de vida de adictos al alcohol, el cigarrillo, la cocaína, la metanfetamina, la heroína y la metadona. En esta calculadora digital simplemente se ingresa el tipo de sustancia, la dosis diaria, la edad a la que se empezó a consumir y el país de procedencia (que se usa para comparar con la esperanza de vida de la población general) y el tiempo durante el que se ha mantenido el hábito; con estos datos, la calculadora arrojará un total de vida perdida por el consumidor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Quieres recibir nuestra guía en PDF?

Déjanos tu email y la recibirás de inmediato
De conformidad con lo que establece la legislación vigente en materia de Protección de Datos de Carácter Personal, se le informa que los datos personales que nos facilite a través de dicho formulario serán tratados por HELP ADICCIONES, S.L., con la finalidad de gestionar su solicitud y enviarle información más detallada. Para más información consultar la política de privacidad.