¿Cuál es la situación actual del opio en Afganistán?

La palabra opio parece remitir a tiempos pasados, pero los opioides siguen muy presentes hoy en día, tanto en la industria farmacéutica como en el mercado de las drogas ilegales. El cultivo y procesamiento de opio sigue siendo muy importante a nivel económico, pero hay un caso que llama particularmente la atención: Afganistán.

Durante 15 años, Afganistán se encontró bajo la tutela de Estados Unidos y las Naciones Unidas, quienes buscaron minimizar el poder del grupo extremista Talibán, que antes tenía control del país. Sin embargo, los esfuerzos realizados para erradicar el cultivo de amapola y los laboratorios de procesamiento no consiguieron acabar con el tráfico ilícito de opioides.

Las cifras oficiales

Según la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito, los talibanes controlan el 80% del suministro mundial de opio. Esta actividad les habría reportado 400 millones de dólares entre 2018 y 2019, y de 1200 millones a 2100 millones de dólares en 2019. Incluso durante la pandemia, cuando la mayor parte de los sectores productivos del mundo entró en crisis, el cultivo de amapola aumentó en un 37%.

Lamentablemente, esta actividad ilícita genera 120 mil puestos de trabajo, y representa el 11% de la economía del país. La ayuda humanitaria extranjera ronda el 22% del ingreso nacional bruto, y financia el 75% del gasto público. El aparato económico de Afganistán es insostenible, porque depende en gran medida de actividades ilegales y subsidios. Esto supone un enorme problema de desarrollo, pero es, sobre todo, un impedimento capital para desvincular el control de la nación de la fuerza talibán.

El financiamiento talibán

Un informe de la ONU publicado en junio de 2021 reveló que el financiamiento de la organización talibana dependía de la producción de opio, el tráfico de drogas, la extorsión y el secuestro, la explotación de minerales y los impuestos de circulación comercial que aplica en las zonas bajo su control. Según un informe del Overseas Development Institute, solamente en la provincia de Nimruz (frontera con Irán y Pakistán), se recaudan unos 235 millones de dólares al año por permitir el paso de mercancías, entre las cuales se incluyen drogas.

David Mansfield, socio economista experto en Afganistán, ha declarado que los impuestos de transporte son la principal fuente de financiación de los talibanes, y ya lo eran en 1990. Algunos informes aseguran que los talibanes también imponen impuestos al cultivo (que rondaría el 10%), a los laboratorios y a los contrabandistas. Además del opio, Afganistán es uno de los principales productores de hachís; y también produce metanfetaminas.

La situación actual

Tras la retirada de las misiones diplomáticas, los talibanes tomaron Kabul y recuperaron el control del país. Zabihullah Mujahid, su portavoz, aseguró que durante el gobierno talibán del pasado no se producía droga. Esto contradice las estadísticas y las observaciones hechas por distintos organismos en ese momento. Según un artículo de la agencia Reuters, publica do en junio de 2010, Afganistán no solo era ya el máximo exportador de opio, sino que también contaba con altas tasas de adicción.

Tras la toma de Kabul, en agosto de 2021, Mujahid también dijo que los talibanes erradicarían la producción de opio. Sin embargo, ningún experto confía en este anuncio. El opio afgano representa el 95% del mercado europeo actual de opioides, y alrededor del 60% de los ingresos de los talibanes.

La insurgencia talibana tras la retirada de los Estados Unidos significó para Afganistán la suspensión de ayudas económicas extranjeras (como los 300 millones que aportaba Alemania), la pérdida de acceso a las reservas de emergencia del Fondo Monetario Internacional y a las reservas extranjeras del Banco Central de Afganistán, y la paralización de las relaciones comerciales con Irán. Esto deja a las fuerzas talibanas con pocas opciones de financiamiento, al tiempo que abre las puertas a una crisis humanitaria contundente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Quieres recibir nuestra guía en PDF?

Déjanos tu email y la recibirás de inmediato
De conformidad con lo que establece la legislación vigente en materia de Protección de Datos de Carácter Personal, se le informa que los datos personales que nos facilite a través de dicho formulario serán tratados por HELP ADICCIONES, S.L., con la finalidad de gestionar su solicitud y enviarle información más detallada. Para más información consultar la política de privacidad.