Centros sanitarios autorizados con certificación legal C-36-002459, C-36-002460, C-15-003355 986 30 37 84

Los signos de un consumo habitual de la cocaína pueden ser similares a los de otros problemas de salud por lo que identificarlos no es tan sencillo. Si tienes dudas sobre el posible consumo de algún familiar o amigo, vamos a intentar darte algunos consejos para que identifiques su problema.

1. Polvo blanco en la nariz o en sus objetos personales.

Cartera, bolsillos del pantalón o su bolso serán sitios donde podrás localizar con facilidad así como en sus tarjetas, carnet de identidad o tarjetas de crédito.

2. Frecuente secreción nasal

Tocarse la nariz con frecuencia, estornudar y la secreción nasal son síntomas de que el consumo puede ser habitual.
Tras un largo periodo de consumo, el consumidor puede presentar hemorragias en la nariz con facilidad.

3. Mírale a los ojos.

Al igual que en otras drogas, las pupilas dilatadas son un síntoma de que algo está pasando. Ojos irritados e inflamados o llorosos, los adictos a la cocaína tienen problemas para conciliar el sueño por lo que pueden lucir una mirada diferente por la mañana a causa de su adicción.

4. Artículos relacionados

La superficie que utilizan como soporte suele ser plana, como una carátula de CD o un libro que ni sabía que tenía en la estantería, billetes enrollados en algún cajón o encima de la mesa.

5. Escúchale

Normalmente tienen una voz grave. La cocaína en exceso al ser inhalada pasa por la garganta provocando afonía o gangosidad en los días posteriores.

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Al pulsar Acepto consiente dichas cookies. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en Más información. ACEPTAR

Aviso de cookies