Centros sanitarios autorizados con certificación legal C-36-002459, C-36-002460, C-15-003355 986 30 37 84 contacto@helpadicciones.com

No es poco frecuente que una primera cita se lleve a cabo alrededor de unas cervezas. Individuos no dependientes utilizan el efecto desinhibidor de las sustancias para paliar las inseguridades e incomodidades típicas del primer encuentro con una potencial pareja. La mayoría de las veces las parejas abandonan este hábito después de dos o tres encuentros —cuando ya han encontrado o desarrollado intereses en común, que cultivan en las siguientes quedadas—; muy pocas terminan desarrollándose solo en torno a ciertas actividades y sustancias, que se convierten en el eje de la relación y pueden derivar en adicciones.

Muchísimo más frecuente, en cambio, es el caso de personas que ya tienen una dependencia y establecen relaciones de pareja con otras personas que hacen un uso ocasional o habitual de alguna droga. En ese tipo de relaciones nos enfocaremos.

Imagen de un plano cenital de una chica entre las piernas de un chico en la azotea de un edificio. Coestimulación de la dependencia en pareja

La coestimulación de la dependencia

Cuando una persona enferma de adicción establece una relación de pareja con un no adicto pero consumidor ocasional, pueden ocurrir dos cosas:

  1. El miembro de la pareja que antes hacía un uso ocasional de sustancias se ve compelido por la otra persona a consumirlas con más frecuencia e intensidad. Drogarse puede ir desplazando otras actividades, hasta convertirse en casi el único elemento común en la pareja, causando que el consumidor esporádico también desarrolle una dependencia de las sustancias.

    Cuando esto ocurre, el uso de sustancias se vuelve un mecanismo para mantener la relación de pareja, convirtiéndose así en una relación entre dos adictos.

  2. El miembro no adicto de la pareja, llevado por el afecto, se siente obligado a cuidar al adicto e intenta cambiar su situación, generalmente sin éxito. El adicto, por su parte, exige amor y protección de su pareja, pero —y he aquí el problema— también se libera de la responsabilidad de sus actos, haciendo recaer en su pareja la obligación de procurar su bienestar y su curación.

    Esta dinámica tóxica puede perpetuarse hasta llegar a límites fatales, y solo es posible cambiarla cuando el adicto tiene voluntad de sanar y asume que hacerlo depende de sí.  Para eso, es indispensable que la pareja no ceda ante las manipulaciones de la enfermedad.

En las relaciones entre adicto y adicto, los miembros de la pareja suelen encontrarse en situaciones relacionadas con sus adicciones y establecer su relación a partir de una atracción inicial, en muchos casos superficial, y que no involucra otros aspectos de sus vidas. Se establece, entonces, una coestimulación de la dependencia, especialmente a partir del factor “solo tú me entiendes”.

Dependencia y codependencia

Una chica en el bosque le da la mano a su pareja uqe no aparece en la imagen. Los cuidados y la responsabilidad es uno de los problemas en parejas de adictosEl adicto suele sentirse juzgado y execrado por quienes lo rodean, desde sus círculos más íntimos hasta la sociedad en general. Por eso se siente cómodo y seguro en ambientes propicios para la adicción, en los que solo se relaciona con otros adictos. La relación de pareja con otro adicto se convierte en un refugio supletorio para toda la atención y el afecto que el individuo ha perdido a causa de su enfermedad.

En este punto, cualquier intento de uno de los dos miembros de la pareja por alejarse de los hábitos adictivos puede interpretarse como falta de amor e intención de ruptura de la relación, por lo que genera discusiones y problemas en la relación. Los individuos recurren a la sustancia adictiva como una manera de volver a una situación de pareja más estable y libre de conflictos.

Sanar

Imagen en blanco y negro de una pareja chico chica, el chico le está dando un beso en la frente a la chicaSobra decir lo peligrosas que pueden ser estas relaciones. Para sanar, es indispensable que ambos miembros de la pareja reconozcan el problema, estén dispuestos a colaborar y busquen ayuda profesional.

¿Soy adict@ a Tinder?

El concepto de Tinder marca un hito importante en la historia de nuestra especieA través de una aplicación móvil, dos desconocidos pueden superar sus vergüenzas e inseguridades para declararse mutuamente su atractivo físico con solo pasar el pulgar sobre la...

De medicación a adicción

En la Antigua Grecia existía una misma palabra para veneno y antídoto, remedio y droga. Esta era: phármakon, cuya suerte de paradoja lingüística no debería tomarse como carencia o debilidad de aquel idioma, sino como una advertencia inscrita en la memoria de la...

Oniomanía: adicción a las compras

Aunque todavía hay gran disputa entre si debe considerarse la oniomanía una verdadera adicción o no, lo cierto es que se trata de un desorden conductual que presenta características propias de la dependencia: Impulso irrefrenable Malestar al verse privado de lo...

¿Existen diferencias según el género en el consumo de drogas?

Vivimos en tiempos en los que es indiscutible que la igualdad entre hombre y mujeres es un deber. Esto desde el punto de vista social, pero desde el punto de vista físico siempre hemos sido diferentes. Biológicamente, los cuerpos del sexo femenino tienen funciones...

Ansia de ansiolíticos

El 2,5% de la población española tiene un problema de adicción a los ansiolíticos, mientras que casi un tercio de los españoles los consumieron por lo menos una vez a lo largo de 2018. Visto así, las cifras no parecen demasiado alarmantes; sin embargo, estudios...

El trabajo de la familia frente a la adicción

La palabra hogar está emparentada históricamente con la palabra hoguera desde los días en que la intemperie amenazaba a la especie humana con el frío y la oscuridad. En esos tiempos primitivos, los que pertenecían al clan tenían la suerte de acudir a la fogata...

Las mascotas son terapéuticas para superar adicciones

¿Por qué tenemos mascotas?Porque son nuestras amigas. Y son justamente las buenas amistades (esas que nos quieren y que nos ayudan a crecer) las que necesitamos para dejar atrás alguna adicción.Los beneficios terapéuticos de los animales de compañía están...

La adicción al ‘like’

Adicción a las redes sociales y a los likesSorprende pensar que hace tan solo un par de décadas nadie sabía lo que era Facebook, Instagram, Twitter o Snapchat. Hoy son herramientas de socialización que ocupan un altísimo porcentaje de nuestro tiempo. Quizá el...

Esteroides: ¿drogas adictivas?

La mala fama de los esteroides está bastante extendida. Basta con que aparezcan en los análisis de un deportista para que su carrera se arruine. Pero ¿por qué? ¿Qué es lo que los hace tan malos?Los esteroides anabólicos son hormonas sintéticas que, al igual que...

¿Hay una forma correcta de combatir una epidemia de opiáceos?

Vancouver es un nombre que siempre salta entre las 10 mejores ciudades para vivir en el mundo. Sin embargo, esta urbe canadiense sufre desde hace algunos años la proliferación de adictos a drogas de la familia de la heroína, especialmente a una que puede llegar a...

Guía informativa contra las drogodependencias

¿Alguien cercano podría tener
problemas de adicciones ?

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Pincha en el enlace anterior si deseas más información. ACEPTAR

Aviso de cookies