¿Cómo son las relaciones de pareja entre personas adictas?

No es poco frecuente que una primera cita se lleve a cabo alrededor de unas cervezas. Individuos no dependientes utilizan el efecto desinhibidor de las sustancias para paliar las inseguridades e incomodidades típicas del primer encuentro con una potencial pareja. La mayoría de las veces las parejas abandonan este hábito después de dos o tres encuentros —cuando ya han encontrado o desarrollado intereses en común, que cultivan en las siguientes quedadas—; muy pocas terminan desarrollándose solo en torno a ciertas actividades y sustancias, que se convierten en el eje de la relación y pueden derivar en adicciones.

Muchísimo más frecuente, en cambio, es el caso de personas que ya tienen una dependencia y establecen relaciones de pareja con otras personas que hacen un uso ocasional o habitual de alguna droga. En ese tipo de relaciones nos enfocaremos.

Imagen de un plano cenital de una chica entre las piernas de un chico en la azotea de un edificio. Coestimulación de la dependencia en pareja

La coestimulación de la dependencia

Cuando una persona enferma de adicción establece una relación de pareja con un no adicto pero consumidor ocasional, pueden ocurrir dos cosas:

  1. El miembro de la pareja que antes hacía un uso ocasional de sustancias se ve compelido por la otra persona a consumirlas con más frecuencia e intensidad. Drogarse puede ir desplazando otras actividades, hasta convertirse en casi el único elemento común en la pareja, causando que el consumidor esporádico también desarrolle una dependencia de las sustancias.
    Cuando esto ocurre, el uso de sustancias se vuelve un mecanismo para mantener la relación de pareja, convirtiéndose así en una relación entre dos adictos.
  2. El miembro no adicto de la pareja, llevado por el afecto, se siente obligado a cuidar al adicto e intenta cambiar su situación, generalmente sin éxito. El adicto, por su parte, exige amor y protección de su pareja, pero —y he aquí el problema— también se libera de la responsabilidad de sus actos, haciendo recaer en su pareja la obligación de procurar su bienestar y su curación.
    Esta dinámica tóxica puede perpetuarse hasta llegar a límites fatales, y solo es posible cambiarla cuando el adicto tiene voluntad de sanar y asume que hacerlo depende de sí.  Para eso, es indispensable que la pareja no ceda ante las manipulaciones de la enfermedad.

En las relaciones entre adicto y adicto, los miembros de la pareja suelen encontrarse en situaciones relacionadas con sus adicciones y establecer su relación a partir de una atracción inicial, en muchos casos superficial, y que no involucra otros aspectos de sus vidas. Se establece, entonces, una coestimulación de la dependencia, especialmente a partir del factor “solo tú me entiendes”.

Dependencia y codependencia

Una chica en el bosque le da la mano a su pareja uqe no aparece en la imagen. Los cuidados y la responsabilidad es uno de los problemas en parejas de adictosEl adicto suele sentirse juzgado y execrado por quienes lo rodean, desde sus círculos más íntimos hasta la sociedad en general. Por eso se siente cómodo y seguro en ambientes propicios para la adicción, en los que solo se relaciona con otros adictos. La relación de pareja con otro adicto se convierte en un refugio supletorio para toda la atención y el afecto que el individuo ha perdido a causa de su enfermedad.

En este punto, cualquier intento de uno de los dos miembros de la pareja por alejarse de los hábitos adictivos puede interpretarse como falta de amor e intención de ruptura de la relación, por lo que genera discusiones y problemas en la relación. Los individuos recurren a la sustancia adictiva como una manera de volver a una situación de pareja más estable y libre de conflictos.

Sanar

Imagen en blanco y negro de una pareja chico chica, el chico le está dando un beso en la frente a la chicaSobra decir lo peligrosas que pueden ser estas relaciones. Para sanar, es indispensable que ambos miembros de la pareja reconozcan el problema, estén dispuestos a colaborar y busquen ayuda profesional.

2 comentarios en “¿Cómo son las relaciones de pareja entre personas adictas?”

  1. Que ocurre en una pareja en donde ambos era consumidores ocasionales pero durante la relación se agudizó y ahora ambos son adictos? Uno de ellos la tiene habitualmente y cree que puede controlarla y el otro sabe que si hay cocaina cerca nunca se van a curar. Esa es la. Situación. Que se puede hacer ? Separarse ?

    1. Hola Laura, como comentamos en el artículo esas relaciones suelen retroalimentarse. Lo mejor en este caso es que ambos se desintoxiquen, eso es lo prioritario para mantener una vida saludable. La decisión de separarse o no puede ser correcta pero eso no implica que vayan a dejar de consumir por ese motivo. Si quieres que te ayudemos te agradeceríamos que contactaras con nosotros a través del teléfono 986 30 37 84, del correo electrónico contacto@helpadicciones.com o en nuestra página https://www.helpadicciones.com/contactanos/. Esperamos tu llamada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Quieres recibir nuestra guía en PDF?

Déjanos tu email y la recibirás de inmediato
De conformidad con lo que establece la legislación vigente en materia de Protección de Datos de Carácter Personal, se le informa que los datos personales que nos facilite a través de dicho formulario serán tratados por HELP ADICCIONES, S.L., con la finalidad de gestionar su solicitud y enviarle información más detallada. Para más información consultar la política de privacidad.