Cocaína: ¿qué es realmente lo que llega a Europa?

A partir del año 2010 se ha registrado un incremento en la pureza de la cocaína que llega a Europa. Lo que se comercializa a pequeña y mediana escala contiene una cantidad pequeña de droga en comparación con aquella que llega de la mano de los traficantes en primera instancia. Sin embargo, según el Informe Europeo sobre Drogas de este año «se estima que la cocaína que se vende al por menor ha alcanzado el mayor grado de pureza en diez años, lo que también es indicativo de la creciente disponibilidad de esta droga».

La cocaína es conocida por ser una de las drogas menos puras en las calles. Desde analgésicos hasta cal y tiza, todos han sido reportados en resultados de análisis de sustancias. Aún así, este grado de pureza que indica «una disponibilidad creciente» no deja de ser una razón de preocupación, pues a mayor cantidad de coca presente también es más difícil para el adicto controlar la dosis, elevando así las posibilidades de experimentar una sobredosis.

«En algunos países, la cocaína se asocia al incremento reciente de las muertes relacionadas con las drogas. Esta se detecta a menudo, junto a los opioides, en las muertes por sobredosis ocurridas en aquellas partes de Europa donde es el estimulante predominante», continúa el informe europeo. Según La Voz de Galicia «en los laboratorios gallegos de la Policía Nacional y de la Guardia Civil se han encontrado muestras con matarratas, desatascadores, pesticidas, fertilizantes o detergentes».

La cocaína atraviesa un camino largo antes de llegar a Europa, un consumidor importante en el mercado. El continente se abastece tanto de la producción local como de otras regiones. Normalmente, la cocaína proviene de Sudamérica, Asia Occidental y Noráfrica y llega a través de vuelos comerciales, de pasajeros o, con más frecuencia, por vía marítima. Algunas embarcaciones son pequeñas, pero la mayor cantidad de la droga llega en fletes marítimos, generalmente en contenedores grandes disfrazados de frutas tropicales y otros productos legales.

El Caribe y África Occidental y del Norte son importantes zonas de tránsito para la cocaína que llega a Europa. Una vez aquí, la ruta sigue hasta los compradores grandes de droga, quienes, a su vez, revenden la mercancía a «camellos» o pequeños vendedores de sustancias. Antes de llegar al consumidor, la droga ha pasado por al menos tres manos. A pesar de ello, y a diferencia de una década atrás, la cocaína al por menor se encuentra en su grado más alto de pureza. Dice el informe que, «además, la pureza de la cocaína en el nivel minorista ha ido en aumento desde 2010, especialmente en 2016 y 2017, cuando alcanzó el máximo nivel de los diez últimos años». Esto se debe a varios factores: 

Más plantaciones de coca y la “uberización” en el mercado ilegal

Uno de los factores importantes de este «máximo de pureza» es la facilidad con la que se consigue y compra debido a una cantidad más grande de plantaciones de coca en Bolivia y Colombia. Además, gracias a las redes sociales, la deep web y las criptomonedas, la  cocaína nunca había experimentado un proceso de venta tan sencillo.

Para ilustrar el fenómeno, el Informe Europeo habla de «uberización», un adjetivo que compara adquirir sustancias ilegales con pedir un coche por la aplicación Uber.

«Se aprecia una reorganización de la cadena de tráfico de cocaína y de los actores implicados en los niveles intermedios y al por menor, con la aparición de estructuras organizativas fragmentadas, menos definidas y más horizontales. La entrada de pequeños grupos en el mercado ha sido posible gracias a tecnologías de la información como el encriptado, los mercados de la internet oscura, las redes sociales de comercio y las criptomonedas».

¿Por qué se mezcla la cocaína pura?

La cocaína pura suele mezclarse para tener una mayor cantidad de producto con la misma inversión. Es decir, si un mayorista vende una cantidad, la misma puede triplicarse en manos de un vendedor de «nivel intermedio», para luego llegar al «camello», quien buscaría sacar el máximo provecho económico de la mercancía.

¿Cómo afectan la cocaína adulterada y la pura al consumidor?

Mientras la cocaína mezclada con otras sustancias (tiza, matarratas, cal, analgésicos, edulcorante…) tiene una menor efectividad; sin embargo, como es evidente, algunas de las sustancias con las que se mezcla son potencialmente nocivas para la salud, muchas de ellas incluso mortales.

Por otro lado, la cocaína en estado puro resulta un amenaza para la salud del adicto. En primer lugar, porque las dosis son difíciles de controlar y, en segundo, porque al no tener la intensidad habitual, las sobredosis pueden ocurrir con mayor facilidad. «La pureza de la cocaína está en máximos de una década, y ello multiplica sus riesgos para la salud. El consumidor cree que está tomando una determinada cantidad en la que controla los efectos. Pero en realidad su cuerpo está absorbiendo más droga y así crece el peligro de padecer ictus e infartos», dice el farmacólogo Josep Vergés, para un artículo de El País.

La segunda droga más consumida de España y Europa

Según el informe, la segunda droga más consumida en España y Europa es la cocaína, justo después del cannabis. Algunas opiniones apuntan a la «normalización» del consumo esporádico de drogas ilegales. «Ahora solo se ve reprobable su uso incontrolado, la adicción. La utilización recreativa, los fines de semana, se considera perfectamente admisible».

Una de las ciudades de Europa con más consumo de cocaína es Barcelona, cuyas aguas residuales evidencian un consumo elevado.

Con un acceso fácil y rápido, y un precio que se ha mantenido estable a lo largo de la década, la cocaína sigue en la cima de las drogas ilegales más consumidas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Quieres recibir nuestra guía en PDF?

Déjanos tu email y la recibirás de inmediato
De conformidad con lo que establece la legislación vigente en materia de Protección de Datos de Carácter Personal, se le informa que los datos personales que nos facilite a través de dicho formulario serán tratados por HELP ADICCIONES, S.L., con la finalidad de gestionar su solicitud y enviarle información más detallada. Para más información consultar la política de privacidad.