Bebidas sin alcohol, un producto de moda

El cliente siempre tiene la razón. Cuando se escucha a la ligera, pareciera que esta frase tan trillada ya no dice nada, pero aún tiene una vigencia realmente sorprendente. Una clara prueba de ello es la reciente aparición y progresivo aumento de variedades de bebidas que, en esencia, siempre han sido alcohólicas y que hoy tienen una alternativa sin alcohol.

La fuerza de las bebidas sin alcohol

En 2020, la mundialmente famosa marca de vinos macerados Martini sorprendió al público con una novedad. A partir de entonces, la pestaña de Productos de su página web cuenta con tres secciones: L’APERITIVO, SIN ALCOHOL y RISERVA SPECIALE. Si una tradición etílica fundada en 1863 ha dado un paso tan importante, lo hace porque busca cubrir la necesidad de un público cada vez más amplio que procura tener una vida saludable.

Según datos publicados en 2019 por la Worldwide Independent Network of Market Research, 65% de los españoles se preocupan con frecuencia por llevar un estilo de vida sana. Aunque el estudio revela que las personas mayores de 65 años son las más abocadas a su salud, sorprende que el porcentaje de jóvenes comprometidos con esta sean considerablemente más que de los adultos de entre 45 a 54 años. El estudio muestra que hay un cambio de paradigma en el estilo de vida entre los jóvenes, con una clara tendencia hacia la búsqueda del bienestar a través de la actividad física, la buena alimentación y los hábitos de vida saludables. Según se observa, esta tendencia aumenta con el nivel de estudios y disminuye con la edad.

Las cervezas y los vinos desalcoholizados adquieren poco a poco más protagonismo en los supermercados y los establecimientos de restauración. También existe una oferta de whiskies, ginebras y otros licores libres de alcohol como los que fabrica la empresa granadina Espadafor desde hace más de 80 años. De igual manera, cada vez son más los bares que ensayan con mocktails (término que juega con la palabra mock —burla o imitación— y cocktail). Los mocktails buscan lograr los sabores de los cócteles clásicos prescindiendo del empleo de bebidas alcohólicas. Estas recetas también suelen sustituir el azúcar por edulcorantes menos nocivos.

España a la cabeza

Entre el 15% y el 20% de la cerveza que pasa por las gargantas de España no contiene alcohol. Esta es una cifra que llama la atención de manera positiva, especialmente si se compara con otros países de Europa como Holanda (3%) o Francia (1%).

Hace unos meses, revisamos las cifras del consumo de alcohol entre adolescentes de la Encuesta Europea sobre Alcohol y otras Drogas (ESPAD) para encontrar un cambio discreto en el consumo de bebidas alcohólicas entre los jóvenes en edad preuniversitaria. Aunque los números siguen siendo alarmantes, se puede apreciar un descenso en los últimos años. Estos avances pueden atribuirse a la insistencia que se ha hecho por años sobre los efectos adversos del consumo de alcohol y a la ola wellness de las nuevas generaciones. Por otro lado, el mismo estudio alerta sobre la aparición de amenazas como los cigarrillos electrónicos o el consumo de marihuana a edades más tempranas. Estos hábitos suelen percibirse por los jóvenes como menos nocivos que el tabaco y el alcohol, aunque en realidad no lo son.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Quieres recibir nuestra guía en PDF?

Déjanos tu email y la recibirás de inmediato
De conformidad con lo que establece la legislación vigente en materia de Protección de Datos de Carácter Personal, se le informa que los datos personales que nos facilite a través de dicho formulario serán tratados por HELP ADICCIONES, S.L., con la finalidad de gestionar su solicitud y enviarle información más detallada. Para más información consultar la política de privacidad.