Ayahuasca: ¿medicina espiritual o droga alucinógena?

El debate entre la medicina tradicional frente a la medicina convencional es un terreno minado que muchos suelen evitar para no herir sensibilidades. Este campo de discusión es tan amplio que no solo se extiende a lo largo de los 510,1 millones km² de la superficie terrestre, sino que tiene también un larguísimo recorrido en el tiempo hacia culturas y civilizaciones antiguas, por lo que no sería difícil equivocarse al tomar uno de los dos bandos y rechazar definitivamente el otro. La Organización Mundial para la Salud (OMS) se ha empeñado en promover un reencuentro entre las prácticas alternativas y las convencionales, pero queda un largo camino por recorrer.

El caso de la Ayahuasca, sin duda, llama la atención en este sentido, especialmente ahora que empieza a popularizarse en este lado del Atlántico. Para algunos indígenas del Amazonas, el brebaje de hojas de Psychotria viridis y tallos de Banisteriopsis caapi no es ninguna novedad. Algunas tribus de Colombia, Brasil, Ecuador, Bolivia y Perú llevan cientos de años usándolo como una medicina espiritual. Pese a esto, para la medicina occidental la terapia de la Ayahuasca apenas aparece en el panorama y empieza a exigir estudios profundos que determinen si sus efectos son positivos o negativos.

En la actualidad, la Ayahuasca se extiende por el mundo como una medicina indígena, en ocasiones embutida dentro de ciertas prácticas religiosas de cultos como el Santo Daime. Sin embargo, algunos de sus efectos nocivos ya han disparado alarmas. En Holanda se ha prohibido su importación, mientras que en España se extiende su uso en un limbo legal.

La visiones entusiastas

Quienes defienden el carácter benéfico de la Ayahuasca sostienen que la mezcla de N-dimetiltriptamina (que se extrae de la Psychotria viridis) y β-carbolina (presente en la Banisteriopsis caapi) puede proteger el cerebro, estimular la neurogénesis y aumentar la capacidad cognitiva. De igual manera, muchos hablan del poder antidepresivo de la Ayahuasca debido, probablemente en gran medida, a la presencia de la β-carbolina y sus propiedades inhibidoras de la monoamino oxidasa. Dentro de la medicina convencional, los fármacos inhibidores de la monoamino oxidasa (IMAO) se han usado desde los años 50 con estos mismos fines.

Existen estudios que sugieren que la terapia guiada con Ayahuasca podría ayudar en la recuperación de personas con trastorno de estrés postraumático (TEPT) porque tiene la capacidad de hacer aflorar memorias reprimidas. Entre los programas más habituales que llevan a cabo los chamanes, se anima a los pacientes a buscar en su interior para expulsar sus malos espíritus. Los guías explican que las náuseas y los episodios laxantes forman parte de ese proceso de depuración espiritual.

Otro de los grandes beneficios que algunos atribuyen a la Ayahuasca es el de la sanación de algunas adicciones, aunque todavía se echan en falta estudios amplios que lo sustenten. Por otro lado, el DMT presente en la mezcla es una droga clasificada por la OMS como particularmente peligrosa, no aceptada para uso médico y con alto potencial adictivo.

Las visiones conservadoras

Las muertes asociadas a las tomas de Ayahuasca, los frecuentes ataques de pánico y los brotes psicóticos que suscita este brebaje, exigen que se aborde el fenómeno de su expansión e implantación en nuevas culturas con mucho cuidado.

Para la comunidad médica, toda terapia debe cumplir con los cuatro principios fundamentales de la bioética: autonomía, beneficencia, no maleficencia y justicia. Esto quiere decir que es imprescindible que se desarrollen estudios rigurosos que respalden los efectos positivos que se le atribuyen y que se pueda regular su dosificación y consumo dentro de ciertos estándares que garanticen la seguridad de los pacientes.

Pese a que entre ciertos grupos se proclamen con vehemencia los efectos beneficiosos de la Ayahuasca, no debe perderse de vista que ninguna sustancia alucinógena debe tomarse a la ligera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Quieres recibir nuestra guía en PDF?

Déjanos tu email y la recibirás de inmediato
De conformidad con lo que establece la legislación vigente en materia de Protección de Datos de Carácter Personal, se le informa que los datos personales que nos facilite a través de dicho formulario serán tratados por HELP ADICCIONES, S.L., con la finalidad de gestionar su solicitud y enviarle información más detallada. Para más información consultar la política de privacidad.