Una chica sujeta un cigarro encendido

Aumenta el consumo de tabaco en España

La Delegación del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas (DGPNSD) lleva a cabo, con la colaboración de las comunidades autónomas, el Programa de Encuestas sobre Alcohol y Otras Drogas en España (EDADES). Se ha hecho bianualmente desde 1995, y hasta ahora cuenta con 12 encuestas, cuyos resultados están disponibles a través de los informes.

Qué revelan las encuestas

En las encuestas se busca obtener información relacionada con el consumo de sustancias (alcohol, tabaco, hipnosedantes y drogas psicoactivas de comercio ilegal) y, recientemente, sobre otras adicciones (relacionadas con los juegos de azar y las nuevas tecnologías). En los resultados es posible observar datos sobre el consumo, un perfil de los consumidores, la percepción de riesgo de los usuarios ante el consumo, la percepción de disponibilidad de las sustancias, etc.

Un chico joven en un balcón

El EDADES 2017/2018 contó con un total de 21.249 cuestionarios válidos. En él se puede ver que el consumo de tabaco en este período fue superior respecto al de la encuesta previa, de 2015:

  • La cantidad de personas que han probado tabaco alguna vez en la vida pasó de 72,5% a 69,7% (único dato en descenso).
  • Los consumidores en los últimos 12 meses pasaron de 40,2% a 40,9%.
  • Quienes consumieron en los últimos 30 días pasaron de 38,5% a 38,8%.
  • El consumo diario durante los 30 días previos a la encuesta pasó de 30,8% a 34,0% (dato más relevante y con una subida más evidente).

imagen de la gráfica que representa el estudio de edades

Si bien es cierto que el aumento de los porcentajes es leve, se esperaría que la tendencia de consumo disminuyera o, cuando menos, se mantuviera estable. Es particularmente alarmante que la diferencia más marcada se encuentre en el porcentaje de usuarios que parece tener una relación de dependencia con el tabaco -evidenciada por el consumo diario-. Irónicamente, ha aumentado la percepción de riesgo respecto a fumar una cajetilla de tabaco al día, con una prevalencia en las mujeres encuestadas.

Una mano de una mujer sujetando un cigarro

Datos de los encuestados

Los encuestados tienen entre 15 y 64 años de edad y, discriminados por género, el 46% de los hombres consume tabaco, frente a un 35,8% de las mujeres. De las personas que han consumido diariamente durante los últimos 30 días, 77% fuma cigarrillos de cajetilla, 15,4% usa tabaco de liar y 7,6% hace uso de ambos tipos. En cuanto a dejar de fumar, el 45,4% lo ha intentado; el 21,2% se ha planteado la idea, pero no lo ha intentado; y el 33,4% no se lo planteado.

Imagen de una de las gráficas

Hoy en día existe suficiente evidencia científica sobre los efectos adversos del tabaco como para desarmar cualquier atractivo social y cultural hacia este hábito. Algunos de ellos, que hemos abordado en otros artículos de este blog, son el cáncer, su relación con las enfermedades mentales, su efecto sobre la descendencia, la adicción y su vínculo con la adicción a otras sustancias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Quieres recibir nuestra guía en PDF?

Déjanos tu email y la recibirás de inmediato
De conformidad con lo que establece la legislación vigente en materia de Protección de Datos de Carácter Personal, se le informa que los datos personales que nos facilite a través de dicho formulario serán tratados por HELP ADICCIONES, S.L., con la finalidad de gestionar su solicitud y enviarle información más detallada. Para más información consultar la política de privacidad.