Centros sanitarios autorizados con certificación legal C-36-002459, C-36-002460, C-15-003355 986 30 37 84

Nuestra sociedad valora positivamente la ambición laboral. Se espera que todo trabajador opere al máximo de sus capacidades. Algunas personas son capaces de llevar su desempeño laboral al extremo con la mente en una meta; la ambición por ser los mejores los convierte en verdaderas máquinas de efectividad y trabajo. Su atención siempre está en el momento, su cerebro ordenando y ejecutando casi al mismo tiempo los próximos pasos que los llevarán al éxito profesional y laboral. Pero hay una diferencia entre ser una persona con el ojo en la meta y ser una consumida por la ambición. De adictos al trabajo –o workaholics como se les conoce en inglés– ya hemos hablado, pero ¿qué hay de la ambición como adicción?, ¿acaso es posible que el simple acto de ponernos metas cada vez más altas pueda convertirse en una adicción?

El neurotransmisor del placer

Parece que esto es bastante posible. Según el neurocientífico Marc Lewis, estudios han demostrado que personas tomando decisiones de alto nivel en negocios o política pueden experimentar niveles elevados de dopamina en el estriato –la parte del cerebro donde los pensamientos se convierten en acciones–, pues siempre están en búsqueda de alcanzar una meta. Según Lewis, el resultado de esto es la estimulación de la persona, quien se mantiene enfocada en el momento.

Sería sencillo afirmar que si el estímulo que causa la producción de dopamina no está asociado a ingerir alcohol o consumir drogas, el hábito que se forma, aunque con un funcionamiento fisiológico similar al de una adicción, es definitivamente menos nocivo y por lo tanto con menos riesgo de lo que generalmente consideramos una adicción real. Sin embargo, esto no es tan sencillo.

Según Lewis, mientras más tiempo se mantenga una persona en un estado adictivo –esto es, la reproducción constante del hábito o conjunto de hábitos–, los estímulos asociados al hábito creado serán más numerosos, y esto a su vez producirá cada vez más dopamina. He aquí el meollo del problema: mientras más dopamina se produce en el cerebro, más decrece la actividad en la zona asociada al juicio y la toma de decisiones. La caída de actividad de esta zona del cerebro lleva a la impulsividad, y una persona en tal estado está vulnerable a caer en nuevas adicciones en la búsqueda de aumentar su desempeño en la persecución de sus ambiciones, como el abuso de estimulantes o smart drugs.

Entonces, ¿es una adicción?

Parece que, como en muchas cosas, Aristóteles tenía razón al decir que toda virtud es un justo medio entre dos extremos. La respuesta es: puede llegar a serlo. No tiene nada de malo el desarrollo de un hábito que aumente la productividad siempre que no se convierta en una dependencia nociva para la salud ni altere la escala de prioridades del individuo. Por esto es importante reconocer a tiempo la naturaleza del hábito.

¿Qué se puede hacer al respecto?

Al igual que en otras adicciones, el primer paso es siempre reconocer el problema. En este caso, el círculo potencialmente vicioso de sobrecargarse en aras de alcanzar una meta irreal, —tarea difícil si se toma en cuenta que no está mal visto ser una persona ambiciosa—. ¿Sientes que la persecución de un objetivo te ha apartado de familiares y amigos? ¿Has tenido que descuidar tu alimentación, higiene o salud física para cumplir con tus metas laborales? ¿Has sufrido ataques de ansiedad o depresión por no poder alcanzar una meta? Estas son algunas de las preguntas que pueden darnos un indicio; sin embargo, no son un test definitivo para identificar una hábito adictivo.

Si sientes que tú o una persona que conoces puede llegar a tener un problema relacionado con algunas de las preguntas que formulamos arriba, cuenta con nosotros. En Help Adicciones estamos preparados para ayudarte a diagnosticar y tratar cualquier caso de adicción.

¿Es real la adicción al azúcar?

Desde hace muchos años se ha debatido mucho sobre los efectos del azúcar refinado en la salud de las personas. Hoy en día se conoce de sobra que el consumo excesivo de azúcar refinada se encuentra altamente vinculado a una multitud de enfermedades como los son las...

¿Cuánto tiempo de una vida puede robar la heroína?

Para nadie es un secreto que la heroína es una sustancia sumamente nociva y que su capacidad de crear adicción física, aunada con la necesidad que genera de aumentar progresivamente la cantidad que se consume, empuja a los adictos a un acelerado bucle de deterioro en...

¿Cuánto tiempo de la vida le cede a la cocaína una persona adicta?

De forma contradictoria discreta y agitadora; glamorosa y cutre a la vez; la cocaína es una gran preocupación para los sistemas de salud del mundo.Como ya hemos visto con el tabaco y el alcohol, a través del estudio estadístico es posible establecer un estimado de...

Tres cosas que no debes hacer si vives con un adicto

No se habla lo suficiente de las familias de los adictos. Quienes rodean a personas con dependencia deben enfrentarse a grandes retos para los que casi nunca están preparados. Si te encuentras en esa situación, te dejamos tres cosas fundamentales que debes evitar en...

Platzspitz: un experimento fallido

Mientras en España tenía lugar La Movida, otros lugares de Europa experimentaban fenómenos igual de preocupantes desde el punto de vista de las adicciones, pero sin todo el boom cultural español. Uno de esos lugares fue Suiza, donde el aumento del consumo de drogas...

¿Cuánto tiempo se pierde con el consumo de alcohol?

El alcohol es el protagonista de nuestra segunda entrega sobre el costo, medido en unidades de tiempo, que tienen ciertas adicciones. Aunque resulte tentador elucubrar acerca del tiempo ocioso que suele perder un bebedor en una barra, esta vez nos centraremos en datos...

¿Cuánto tiempo se pierde con el tabaquismo?

Existe un viejo chiste en el que un no fumador le dice a un fumador empedernido que si guardase todo lo que gasta en tabaco, podría comprarse un Ferrari al cabo de 5 años. A esto, el fumador responde preguntándole dónde está el suyo. Si bien es cierto que en la vida...

Las enfermedades del vapeo

Cuando los cigarros electrónicos, ahora ampliamente conocidos como vapers, irrumpieron en la escena, parecían la tierra prometida. Estos dispositivos futuristas se presentaban como todo lo que cualquier fumador pudo haber soñado alguna vez: desde una herramienta para...

Nuevas sustancias: ¿qué es el 512?

Un nuevo código aparece mencionado en grandes éxitos de la música urbana en español desde hace algunos años. Esta cifra causa curiosidad por recordarnos al ya muy extendido 420 de la marihuana. Al escucharlo, queda claro que se trata de alguna droga, pero no resulta...

No, Elon Musk no es rico y genial por las sustancias

Elon Musk es rico y famoso, pero no es una estrella de cine ni un rapero; es un físico, economista y empresario que ha conseguido poner su nombre en boca de todos gracias a sus revolucionarias ideas y su enorme carisma. Elon Musk es el fundador y director de varias...

Guía informativa contra las drogodependencias

¿Alguien cercano podría tener
problemas de adicciones ?

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Pincha en el enlace anterior si deseas más información. ACEPTAR

Aviso de cookies