Centros sanitarios autorizados con certificación legal C-36-002459, C-36-002460, C-15-003355 986 30 37 84

Nuestra sociedad valora positivamente la ambición laboral. Se espera que todo trabajador opere al máximo de sus capacidades. Algunas personas son capaces de llevar su desempeño laboral al extremo con la mente en una meta; la ambición por ser los mejores los convierte en verdaderas máquinas de efectividad y trabajo. Su atención siempre está en el momento, su cerebro ordenando y ejecutando casi al mismo tiempo los próximos pasos que los llevarán al éxito profesional y laboral. Pero hay una diferencia entre ser una persona con el ojo en la meta y ser una consumida por la ambición. De adictos al trabajo –o workaholics como se les conoce en inglés– ya hemos hablado, pero ¿qué hay de la ambición como adicción?, ¿acaso es posible que el simple acto de ponernos metas cada vez más altas pueda convertirse en una adicción?

El neurotransmisor del placer

Parece que esto es bastante posible. Según el neurocientífico Marc Lewis, estudios han demostrado que personas tomando decisiones de alto nivel en negocios o política pueden experimentar niveles elevados de dopamina en el estriato –la parte del cerebro donde los pensamientos se convierten en acciones–, pues siempre están en búsqueda de alcanzar una meta. Según Lewis, el resultado de esto es la estimulación de la persona, quien se mantiene enfocada en el momento.

Sería sencillo afirmar que si el estímulo que causa la producción de dopamina no está asociado a ingerir alcohol o consumir drogas, el hábito que se forma, aunque con un funcionamiento fisiológico similar al de una adicción, es definitivamente menos nocivo y por lo tanto con menos riesgo de lo que generalmente consideramos una adicción real. Sin embargo, esto no es tan sencillo.

Según Lewis, mientras más tiempo se mantenga una persona en un estado adictivo –esto es, la reproducción constante del hábito o conjunto de hábitos–, los estímulos asociados al hábito creado serán más numerosos, y esto a su vez producirá cada vez más dopamina. He aquí el meollo del problema: mientras más dopamina se produce en el cerebro, más decrece la actividad en la zona asociada al juicio y la toma de decisiones. La caída de actividad de esta zona del cerebro lleva a la impulsividad, y una persona en tal estado está vulnerable a caer en nuevas adicciones en la búsqueda de aumentar su desempeño en la persecución de sus ambiciones, como el abuso de estimulantes o smart drugs.

Entonces, ¿es una adicción?

Parece que, como en muchas cosas, Aristóteles tenía razón al decir que toda virtud es un justo medio entre dos extremos. La respuesta es: puede llegar a serlo. No tiene nada de malo el desarrollo de un hábito que aumente la productividad siempre que no se convierta en una dependencia nociva para la salud ni altere la escala de prioridades del individuo. Por esto es importante reconocer a tiempo la naturaleza del hábito.

¿Qué se puede hacer al respecto?

Al igual que en otras adicciones, el primer paso es siempre reconocer el problema. En este caso, el círculo potencialmente vicioso de sobrecargarse en aras de alcanzar una meta irreal, —tarea difícil si se toma en cuenta que no está mal visto ser una persona ambiciosa—. ¿Sientes que la persecución de un objetivo te ha apartado de familiares y amigos? ¿Has tenido que descuidar tu alimentación, higiene o salud física para cumplir con tus metas laborales? ¿Has sufrido ataques de ansiedad o depresión por no poder alcanzar una meta? Estas son algunas de las preguntas que pueden darnos un indicio; sin embargo, no son un test definitivo para identificar una hábito adictivo.

Si sientes que tú o una persona que conoces puede llegar a tener un problema relacionado con algunas de las preguntas que formulamos arriba, cuenta con nosotros. En Help Adicciones estamos preparados para ayudarte a diagnosticar y tratar cualquier caso de adicción.

La realidad de algunas adicciones juveniles

La primera vez que tuvo noticias de la marihuana fue cuando un profesor del instituto le acusó de fumarla. Su hermano mayor era un estudiante modelo y él, en cambio, era vivaz y distraído, pero estaba muy lejos de ser el delincuente juvenil que le hicieron creer que...

El carácter ritual de algunas sustancias

Se suele pensar en los rituales como una serie de acciones de carácter religioso y sagrado; y así es, pero lo que a veces no se toma en cuenta es que el ritual no necesariamente debe estar inscrito en una tradición religiosa ni girar en torno a una espiritualidad...

Cannabis y el trastorno de estrés postraumático

El trastorno de estrés postraumático (TEPT) es una condición en la que una persona revive constantemente —de forma espontánea o como resultado de un detonante— un evento traumático, como un desastre natural, una violación, un conflicto armado, un accidente de...

Sustancias tóxicas y VIH

El virus de inmunodeficiencia humana (VIH), probablemente el virus que más conmocionó al planeta hasta la llegada del coronavirus, sigue siendo un riesgo real, y probablemente la enfermedad de transmisión sexual (ETS) más temida. Aunque el contagio ya no representa la...

¿Qué dicen los estudios sobre el cannabis y el coronavirus?

En los últimos días, muchos medios digitales se han llenado de jugosos titulares que proclaman al cannabis como un posible salvador ante la amenaza del COVID. Veamos de qué se trata todo esto y qué hay de cierto en que la marihuana podría ser un escudo contra el...

Consumo de alcohol antes, durante y después del COVID-19

En situaciones de estrés, incertidumbre y frustración, es común que aumente el consumo de sustancias, especialmente si estas son legales, socialmente aceptables y relativamente asequibles. Por esta razón, cabría esperar que la venta de bebidas alcohólicas tuviera un...

Adicciones de conducta en tiempos de Covid-19

Durante el confinamiento por la crisis del Covid-19 han surgido numerosas propuestas para trasladar las actividades cotidianas a soportes digitales y suplir la interacción social que antes se llevaba a cabo presencialmente. Sin duda, se trata de una solución...

Adicciones y enfermedades de transmisión sexual

Para los organismos de salud pública del mundo, existe una clara relación entre el consumo de sustancias, que alteran los estados de conciencia, y el contagio de enfermedades de transmisión sexual. Esto representa un doble problema, tanto para los profesionales de la...

Cannabis vs. opioides para el alivio del dolor

Como resultado de la crisis de opioides en los Estados Unidos, han surgido numerosas campañas creadas para resaltar los peligros del abuso de estos fármacos en tratamientos para el dolor. Frente a esta situación la búsqueda de una alternativa menos peligrosa para el...

Sí, la cafeína engancha

La más popular y descriminalizada del mundo. Basta dar un paseo por cualquier zona concurrida de una ciudad al azar para encontrar al menos un par de lugares públicos a los que, en plena luz del día, podemos entrar y decir: «Buenos días, me pone una taza de esta...

Guía informativa contra las drogodependencias

¿Alguien cercano podría tener
problemas de adicciones ?

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Pincha en el enlace anterior si deseas más información. ACEPTAR

Aviso de cookies