2CB. Droga nueva no tan nueva

Hace apenas dos veranos que en España se habla de Tusi, Nexus o cocaína rosa, pero esta sustancia psicodélica tiene décadas en circulación; más precisamente, desde 1974, la era de la psicodelia.

2CB, pronunciada tusibí, por su fonética en inglés, es una feniletilamina (emparentada con el MDMA y la mescalina), y sus efectos son una especie de fusión entre el LSD y el MDMA. Fue sintetizada por Alexander Shulgin, el famoso químico promotor de los psicotrópicos en Estados Unidos. Desde las reuniones de Shulgin con su grupo de amigos, con los cuales probó y clasificó según la Escala Shulgin una innumerable cantidad de sustancias, la 2CB ha recorrido un largo camino.

Casi una década después de que fuera sintetizada, la 2CB hizo su entrada triunfal en las fiestas estadounidenses para suplir el papel de la MDMA, que había sido recientemente penalizada. Para entonces ya había cruzado también el océano y era un producto común en las smart shops de Holanda (donde se conocía como Nexus). Hace ya casi una década que se convirtió en una famosa droga de élite en Colombia, pero no fue sino recientemente que se difundió su consumo en Reino Unido, para pasar luego a convertirse en tendencia en toda Europa y en un referente pop estable.

Los nombres y las presentaciones

Es una de las drogas con más nombres comunes. Al principio del artículo citamos los más utilizados en España, pero el 2CB también se le conoce como Erox, MFT, BDMPEA o, cuando viene en polvo, Superman y Batman.

Aunque los consumidores refieren que es la droga más dolorosa de esnifar, su uso por esta vía se ha popularizado en fiestas como sustituto al hábito de la cocaína. Sin embargo, también se consigue en pastillas. Es una droga accesible, puesto que una píldora normalmente no llega a costar 10 € y puede proporcionar toda una noche de efectos. Según una investigación de Vice, «el subidón de una pastilla dura entre 45 y 75 minutos, el colocón unas dos horas y el bajón otras dos».

Los efectos

Se dice que la 2CB es una mezcla entre MDMA y LSD porque sus principales efectos son estimulantes y alucinógenos. A la vez que produce entusiasmo y disminución de la fatiga, potencia la percepción, generando alucinaciones táctiles, visuales y auditivas con una tendencia a la psicodelia. También altera la percepción espacial y temporal.

A nivel biológico, produce hipertensión, taquicardia, dolor de cabeza, deshidratación, mareos y visión borrosa. Puede llegar a causar vómitos, insomnio, convulsiones y paro cardíaco. Existe un caso registrado de daño cerebral ocasionado por la droga, pero se desconocen la pureza y la cantidad de droga consumida. Aún no se conoce la dosis letal de la 2CB.

Los usuarios habituales reportan que, a diferencia del MDMA, la 2CB es mucho más fácil de controlar que otras drogas alucinógenas (por ejemplo, LSD u hongos) y no causa resaca al día siguiente. Estos dos factores podrían verse como algo positivo, pero desde el punto de vista de la dependencia son factores de riesgo importantísimos.

El riesgo de dependencia

La accesibilidad económica, la percepción disminuida de riesgo y la ausencia de resaca convierten a la 2CB en una droga alucinógena particularmente arriesgada en cuanto su uso fácilmente puede volverse habitual.

Aunque los efectos secundarios posteriores al uso parecen inexistentes, su uso recurrente puede ser tan peligroso como el de muchas otras drogas. A pesar de que es una droga sintética con cierta antigüedad, la verdad es que existen muy pocos estudios sobre sus efectos a largo plazo debido a su reciente popularidad; sin embargo, está claro que algunas de las posibles consecuencias son trastornos de la personalidad, psicosis, ansiedad, depresión y problemas respiratorios y cardiovasculares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Quieres recibir nuestra guía en PDF?

Déjanos tu email y la recibirás de inmediato
De conformidad con lo que establece la legislación vigente en materia de Protección de Datos de Carácter Personal, se le informa que los datos personales que nos facilite a través de dicho formulario serán tratados por HELP ADICCIONES, S.L., con la finalidad de gestionar su solicitud y enviarle información más detallada. Para más información consultar la política de privacidad.