Como hablamos en otro artículo en este blog, en la actualidad somos adictos a muchas más cosas de las que nos imaginamos y entre ellas está la adicción al trabajo, de la que hablaremos hoy.

La adicción al trabajo que nos refuerza la autoestima y nos llena los bolsillos haciéndonos personas ambiciosos y derivando esto a problemas de hipertensión y el conocido estrés.

Vamos a darte algunas pautas para que identifiques y soluciones el problema ¡Puedes conseguirlo!

Establece tu horario. Lo normal se consideran 10h de trabajo por día para una persona ¡No te excedas!

Duerme bien. Las personas adictas la trabajo no duermen ni descansan las horas necesarias, pero lo primordial para seguir rindiendo en el trabajo es el descanso.

El mundo no se acaba sin ti. La necesidad que tienen por controlar todo hace que los adictos al trabajo tengan dificultades para laborar en equipo ¡Aprende a delegar!

Come, y hazlo bien. Si quieres aguantar productivamente tu jornada, come sano y bien. Tu cerebro lo agradecerá.

Hay vida ahí afuera Todos tenemos hobbys, busca el tuyo y dedícate tiempo a ti.

Tu familia es importante. En muchos casos la adicción al trabajo se debe por la evasión de responsabilidades familiares. No lo hagas, tu familia también necesita pasar tiempo contigo.

Apaga el teléfono. Antes de dormir intenta no leer ningún e-mail. Apaga el teléfono. Conseguirás saber que estás totalmente desintoxicado cuando estés deseando que llegue este momento del día.

Tú trabajo es importante, pero tu salud lo es más.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Pincha en el enlace anterior si deseas más información. ACEPTAR

Aviso de cookies