Conceptos básicos de sustancias psicoactivas, “drogas”. Capítulo 1

Especialistas en adicciones en Galicia

Especialistas en adicciones en Galicia

Como medida previa vamos a denominar de ahora en adelante sustancias psicoactivas a cualquier sustancia que habitualmente conocemos por “droga”, entendiendo que lo hacemos así para nuestro propósito de establecer un lenguaje común y sobre todo, incidir en la idea de que la enfermedad es una, no importa la sustancia que la produzca. Sabemos que no todas las sustancias psicoactivas producen adicción, simplemente se trata de simplificar y no caer en discusiones bizantinas. De esta manera evitaremos confusiones y malos entendidos.

Las sustancias psicoactivas, pues, se caracterizan por su capacidad para atravesar la barrera hematoencefálica que protege a las células cerebrales de las sustancias transportadas por el torrente sanguíneo. La función de esta barrera es permitir el paso de nutrientes y otras sustancias necesarias para el metabolismo neuronal, e impedir la entrada de agentes tóxicos que podrían dañarlo.

El trastorno de adicción a sustancias psicoactivas se produce por la entrada de una o varias de ellas en el cerebro. Dependiendo de una serie de factores que se analizarán posteriormente, la persona puede quedar afectada por el uso el uso de la sustancia de forma que modifique sus circuitos cerebrales (principalmente el dopaminérgico, responsable entre otras cosas del sistema de recompensa y aprendizaje), de tal forma que, en ausencia de la sustancia, es decir, desaparecidos sus efectos, experimente la necesidad de volver a consumirla. Este es un proceso lento y complejo, y del que no se conocen en profundidad todos los mecanismos biológicos, pero lo que hasta hoy en día se ha descubierto confirma el esquema sobre el que basaremos nuestra explicación.

Centro de rehabilitación para drogependientes

Centro de rehabilitación para drogependientes

Si aceptamos esta definición, no es difícil entender que, a efectos del trastorno o enfermedad, no es relevante la sustancia que lo provoque. Evidentemente, los diferentes tipos de sustancias psicoactivas dan lugar a comportamientos diferentes y a patologías mentales y fisiológicas concretas, pero en estos momentos en los que el policonsumo (consumo de dos o más sustancias psicoactivas) es la pauta de consumo de la gran mayoría de usuarios, la cuestión es, efectivamente, más bien irrelevante. Un concepto fundamental para entender las peculiares características de este trastorno es el concepto de la tolerancia. La tolerancia se define como la necesidad gradual de incrementar la dosis de sustancia para obtener los mismos efectos, o bien reducir el tiempo entre tomas, es decir aumentar la frecuencia del consumo. Al parecer este fenómeno tiene un correlato biológico con la densidad de receptores dopaminérgicos D2, lo cual explicaría por qué la enfermedad no se desarrolla exactamente igual en cada individuo, aunque el resultado final sea siempre el mismo: la destrucción de la persona y de su entorno.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Pincha en el enlace anterior si deseas más información. ACEPTAR

Aviso de cookies