La ketamina es un clorhidrato, es un anestésico general fabricado por Parke Davis. Se presenta en un envase multiuso sellado de 50 mg, generalmente. Se usa también como anestésico por veterinarios. Es considerado un anestésico suave y se les daba a menudo a personas mayores y niños. Las características psicodélicas se descubrieron después de que un gran número de pacientes tuvieran alucinaciones después de sus intervenciones. Después de los experimentos oportunos se descubrió que en muy pequeñas dosis produce experiencias psicodélicas de gran intensidad.

Los efectos del consumo de ketamina pueden durar entre 2 o 3 horas según la dosis y la vía de administración. A pesar de actuar como depresor en dosis bajas puede ser estimulante y desinhibidor. Es un  amplificador sensorial y a dosis altas produce sensaciones de tipo psicodélicas. Los efectos se parecen a una borrachera por alcohol o sedantes, con pérdida de coordinación y dificultades para hablar y pensar, visión borrosa, etc. Algunas personas se ven fuera de su cuerpo o piensan que han muerto o se van a morir. La ketamina provoca una dependencia psicológica muy alta y una rápida tolerancia.

Efectos a largo plazo:

  • Depresión respiratoria
  • Paro cardiaco
  • Trastorno de ansiedad
  • Paranoias
  • Problemas de memoria
  • Problemas de concentración
  • Deterioro de cualquier habilidad social y motora
  • Pensamientos esquizoides
  • Alteraciones de la realidad
  • Reducción del rendimiento cognitivo
  • Estados disociativos
  • Disminución de la memoria inmediata

Como detectar su consumo:

La Ketamina es un polvo blanco que podemos encontrar envuelto en alguna cartulina o papel, bolsita de plástico o frasco de cristal. En su forma original es un frasco farmacéutico llamado ketolar. Los utensilios más comunes para su consumo son:

  • Tubitos de cristal o metraquilato para inhalarlos
  • Tubitos hechos con billetes o cartulina para inhalar
  • Cuchillas o gilletes para picar y repartir las dosis
  • En el caso de consumo por vía intravenosa, insulinas y gomas elásticas para cortar el riego sanguíneo para poder inyectarse.

Efectos visibles del consumo de Ketamina:

  • Heridas en la piel por fuertes picazones
  • Falta de equilibrio, mareos
  • Vómitos
  • Trastorno del sueño, sueño descompensado los días después del consumo
  • Paranoia
  • Ojos vidriosos
  • Pupilas contraídas
  • Pérdida del apetito

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Pincha en el enlace anterior si deseas más información. ACEPTAR

Aviso de cookies