Cuando somos niños, no nos cuesta mucho pedir ayuda para realizar cualquier cosa. Durante años, estamos pendientes de nuestros mayores (padres, madres, hermanos, amigos…) para hacer las cosas que no somos capaces de hacer por nosotros mismos. Con el paso de los años, se nos hace más complicado solicitar el apoyo para realizar esas cosas y poder superar los retos con éxito.

Normalmente, asociamos el pedir ayuda con una incapacidad de realizar determinadas acciones. Esto provoca que, a medida que crecemos, percibamos la necesidad de pedir ayuda como algo negativo y que se debe de evitar a toda costa. La ayuda se percibe como algo que pone en relieve la falta de preparación para realizar algo y se evita todo lo posible.

 

Pedir ayuda se percibe como algo negativo, que impide avanzar como persona

 

Existe un sentimiento de vergüenza que impide pedir ayuda de manera normal. En la mente de muchas personas existe una pregunta: “¿Qué pensarán de mí si para esto pido ayuda y ven que no soy capaz de hacer nada para solucionarlo?”.

Este sentimiento de incapacidad puede crear un conflicto serio en el comportamiento de una persona ante un determinado problema. Algo que podría ser fácilmente resuelto en compañía de otra persona, que puede aportar un punto de vista diferente o una clave para solucionar un problema en concreto.

Otro de los motivos que impiden que podamos pedir ayuda es el orgullo. Tenemos miedo a plantear que no somos capaces de solucionar un problema y quedar como unos incapaces frente al resto de personas.

Realmente, no hay nada malo en reconocer que algo escapa de nuestras capacidades. Conocer las propias limitaciones permite saber cuándo se necesita pedir ayuda. De esta manera se puede conseguir avanzar, con la ayuda de otras personas que pueden aportar algo positivo al problema.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Pincha en el enlace anterior si deseas más información. ACEPTAR

Aviso de cookies