Las sustancias psicoactivas: mito y realidad.

Tratamiento de adicciones cerca de Gijón

Tratamiento de adicciones cerca de Gijón

Empezaremos por la más popular y sobre la que se recogen más tópicos, falsedades e incongruencias: el alcohol.

El alcohol etílico o etanol es la sustancia psicoactiva que se halla en las bebidas alcohólicas. Su uso farmacológico, como derivado del eter, es el de anestésico y como tal, no es un producto de gran eficacia. Hoy en día se sintetizan multitud de productos mucho más efectivos. No es un desinfectante, como vulgarmente se cree. Su aplicación tradicional antes de una inyección intramuscular puede obedecer a una manera de insensibilizar ligeramente la zona donde se produce el pinchazo, pero no a una acción desinfectante.

Se conocen usos industriales, como disolvente o anticongelante, aunque hoy en día también hay otros productos más eficaces en esas aplicaciones. Tampoco es un alimento, ni un nutriente. Aquí vale la pena detenerse para desenmascarar una patraña muy extendida: la del vasito de vino que va bien para la salud. Vaya por delante que la industria alcoholera, vitivinícola y cervecera, encarga y costea muchas investigaciones científicas encaradas a validar el supuesto anterior. El problema es que de los resultados obtenidos se explica una media verdad, que es tanto como decir una mentira deliberada. El vino, la cerveza y los licores destilados, se obtienen a partir de productos naturales: fruta y cereales. Evidentemente, estos productos contienen sustancias beneficiosas para el cuerpo humano (isoflavonas, taninos, vitaminas y otros), pero lo que no se explica es que estas sustancias se pueden obtener por medio de otros productos farmacéuticos sin necesidad de tener que ingerir etanol, el cual sí es perjudicial para la salud, sea cual sea la cantidad ingerida. El etanol es una sustancia neurotóxica.

Centro de desintoxicación cerca de Gijón

Centro de desintoxicación cerca de Gijón

No sirve para calentarse. De hecho, su consumo produce hipotermia. La reacción tan conocida de acaloramiento cuando se bebe se debe al efecto vasodilatador que ejerce en los capilares, pero este efecto es de corta duración y superficial, el efecto subsiguiente es de vasoconstricción y, por consiguiente, de enfriamiento. Por la misma razón es falso que vaya bien para la circulación de la sangre. El efecto vasodilatador se da solo en la periferia del sistema vascular y no afecta a las grandes vías, por lo tanto no “va bien para el corazón”. De hecho, el etanol es un depresor del sistema nervioso que, en dosis altas, pude causar parada cardiorrespiratoria por depresión del parasimpático.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Pincha en el enlace anterior si deseas más información. ACEPTAR

Aviso de cookies