En la sociedad donde vivimos, estamos prácticamente obligados a seguir una serie de costumbres impuestas que terminan convirtiéndose en un hábito necesario para socializar. Ese uno de los principales motivos de la aparición de las adicciones. Una acción que se realiza una sola vez puede no causar ningún problema o hacer que la vida de quien la realice cambie para siempre.

Las costumbres sociales nos fuerzan a vestir de una determinada manera, a consumir ciertos alimentos o bebidas e incluso ir más allá y crear una serie de hábitos que van interiorizándose y creando una costumbre que puede desembocar en un serio problema  al convertirse en algo que se haga de manera continuada.

 

Uno de los principales problemas que causan una adicción es el hábito y la costumbre social

adicción y costumbre social

 

El problema puede comenzar en la adolescencia, cuando el individuo empieza a relacionarse de una manera más abierta y crea grupos de personas a las que le une una amistad o incluso una situación pertenencia a un grupo.

Es en ese momento cuando comienza el problema, ya que la principal búsqueda del adolescente es pertenecer al grupo que ha elegido. Normalmente, se busca el grupo más popular, el que consigue integrarse bien en un mundo que está comenzando a comprender. No hace falta comentar que es en esos grupos cuando se comienza el contacto con el alcohol, el tabaco y otras sustancias tóxicas, que tanto afectan al cuerpo sin formar de un adolescente.

La situación se mantiene con el paso de los años. El final de la etapa de estudios conlleva un paso al mundo laboral, donde no termina esta situación. Con la llegada a la etapa adulta, esos hábitos adquiridos en la adolescencia, se trasladan hasta el día a día, repercutiendo tanto en la vida particular como en la laboral.

Sin necesidad de presentar síntomas graves, los hábitos nocivos pasan a ser parte del comportamiento de la persona afectada y se convierten en un lastre que van actuando casi sin ser percibidos y consiguen enturbiar su futuro. Comidas de empresa, reuniones en las que el alcohol es protagonista e incluso imposiciones para tomar otro tipo de sustancias son algo habitual y que provocan que poco a poco, una persona se vea atrapada en un mundo de hábitos que puede atraer hacia la adicción.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Pincha en el enlace anterior si deseas más información. ACEPTAR

Aviso de cookies