Hace 2 años estábamos desesperados y sobrepasados por el problema de adicción de mi hermano a pesar de saber que era una enfermedad. Ya no éramos capaces de manejar la situación y ver como se destruía día a día nos afectaba a toda la familia, alejándonos cada vez más entre nosotros, de él y  sin saber cómo ayudarlo.

Llego un momento donde tuve muy claro que había llegado a mi límite, y tenía que alejarme ya que la situación estaba generando muchos problemas y frustraciones a mí y mis hijos, por lo que después de hablar con toda la familia llegamos a la decisión de que debíamos ponerle a mi hermano un ultimátum, “el  tratamiento o la calle” lo teníamos que mantener bajo cualquier circunstancia. Sé que es difícil asumirlo, sobre todo para mis padres, pero es necesario estar dispuesto a dar este paso para comenzar a cambiar. Al menos para mí no había otra opción si quería mantener mi estabilidad emocional y la de mis hijos.  Fue duro tener que decirles a mis padres que yo me alejaría de ellos si mi hermano no cambiaba, pero sabía que no había otra opción. Ver como mis padres se iban desgastando cada día que pasaba, como se culpabilizaban, era una situación que me consumía y ya no sabía cómo ayudar a mi hermano ni a ellos.

Ha sido un camino largo, con momentos complicados y con el miedo siempre presente, pero hoy después de 2 años, cuando veo a mi hermano, me doy cuenta que lo he recuperado, hoy podemos compartir, hablar, ver como vuelve a quererse, tener autoestima, ilusión por la vida me doy cuenta que hicimos lo correcto o ya no lo tendríamos con nosotros.

Sé que tampoco ha sido un camino fácil para él, que tuvo que aceptar y cambiar muchas cosas en su vida.

Hoy estando en la fase final del tratamiento, hemos aprendido y seguimos aprendiendo, no sólo sobre adicciones y los errores que cometimos, si no también que como la familia debemos unirnos y afrontar la enfermedad todos juntos y aplicar el amor duro (tratamiento o calle) ya que es la única forma de ayudarlo.  Y todos, mis padres, mis hijos, mi hermano y yo sabemos QUE NUNCA MAS UNA GOTA MÁS

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Pincha en el enlace anterior si deseas más información. ACEPTAR

Aviso de cookies