Lo hemos titulado así, pero los riesgos del consumo están presentes durante todo el año. No representan un problema estacional, sino que se encuentran a lo largo de los doce meses del año. Sin embargo, sabemos que en verano salimos más, que es más fácil que nos encontremos con la situación de poder acceder al consumo de sustancias tóxicas con más facilidad y que las consecuencias sean, también más graves.

Porque en verano solemos desplazarnos más. Vamos de vacaciones a zonas de costa, al pueblo, a disfrutar de la montaña o a un país extranjero. Queremos aprovechar las horas de sol, las fiestas nocturnas y el ambiente relajado y festivo que encontramos en todos los lugares.

En verano las consecuencias del consumo se vuelven más graves, ya que se unen elementos más problemáticos a la ecuación, como el coche

 

Los efectos que estas sustancias tóxicas, el alcohol, la cocaína, la metanfetamina o la marihuana, causan en el cuerpo son de sobras conocidos. Los estragos que causan, aún en dosis muy pequeñas y en consumos ocasionales, se ven multiplicados por el uso del vehículo tras el consumo.

Nos desplazamos muchos kilómetros de nuestra casa vacacional, hotel o cámping, así que necesitamos el vehículo para llegar hasta dónde vamos a disfrutar de nuestro rato de ocio. Y los efectos de esas sustancias se dejan sentir. Pérdida de concentración y reflejos, una disminución de la sensación de peligro que siempre debe estar presente a la hora de conducir y un aumento de la confianza que puede llevar a cometer errores durante la conducción.

Además, el consumo de alcohol, en combinación de otras sustancias tóxicas puede provocar que se pierda el conocimiento o se tomen decisiones equivocadas, condicionadas por el efecto de esta mezcla. Desde sufrir agresiones sexuales hasta verse involucrado en situaciones de riesgo para uno mismo o para terceras personas, hasta acabar sufriendo un coma etílico o químico, que puede hacer que las vacaciones que tanto tiempo hemos estado esperando se conviertan en una auténtica pesadilla.

¡Cuidado con lo que tomamos y recordad: también se puede disfrutar sin consumir alcohol ni drogas!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Pincha en el enlace anterior si deseas más información. ACEPTAR

Aviso de cookies