El proceso de rehabilitación de una persona adicta es algo que se puede conseguir, sobre todo si es él mismo el que busca conseguir abandonar el consumo y conseguir encauzar de nuevo su vida. Pero antes de convencerle de que es algo posible y sobre todo, que tiene un problema, hay que vencer la resistencia natural a reconocer que existe un problema que se puede y se debe tratar.

Una persona que sufra una adicción puede negar que existe este problema y resistirse a reconocerlo. Otra posibilidad es que la persona adicta asuma el problema, pero intente abandonar el consumo de manera personal, es decir, sin ayuda de un terapeuta o un equipo de profesionales que pueden ayudarle en esta ardua tarea.

La adicción puede ocultar unos problemas más arraigados, de los que esta actitud puede ser solo un síntoma. Si se tiene una adicción, es posible que se oculte otro problema más difícil de percibir y que está más oculto. Una persona adicta puede tener un problema serio de baja autoestima, que busca mejorar con el consumo de estas sustancias tóxicas.

No suelen tomar decisiones lógicas, por lo que sus acciones pueden traer consecuencias bastante desastrosas, tanto para él mismo como para el resto de personas a su alrededor. Negar la adicción puede ser una de ellas. Hay que pensar que son conscientes de que parte de su discurso está compuesto por mentiras, y aunque lo sabe, no le importa. Puede ser que el adicto pueda llegar a creerse las mentiras que cuenta y en consecuencia, no tener remordimientos por contar este tipo de falsedades.

Hay que saber cómo acercarse a él y conseguir abrir un canal de comunicación que le permita ser consciente de lo que le ocurre. La familia y los amigos son importantes para hacerle ver su problema y para buscar una solución. Ante el inevitable enfrentamiento con él, es conveniente armarse de paciencia y no incidir en el enfrentamiento, pero sí ser firme y demostrar que hay que seguir un camino para conseguir una normalidad.

Para ayudar a que ese canal de comunicación existe y se puede dialogar con la persona afectada, existe una ayuda especializada para establecer unas pautas de trabajo y poder hablar del problema. El equipo de la clínica de desintoxicación puede actuar para motivar al enfermo y hacer que perciba lo que realmente está sucediendo y pueda comenzar su rehabilitación.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Pincha en el enlace anterior si deseas más información. ACEPTAR

Aviso de cookies