Efectos de la Metanfetamina

La metanfetamina es una droga tóxica y altamente adictiva. Se puede ingerir, inhalar, inyectar, aspirar o fumar. En la calle a menudo se conoce en español como “speed”, “anfetas”, “meta” y “tiza”; y en inglés como “speed”, “meth” y “chalk”. Otra forma de la droga, el clorhidrato de metanfetamina, se vende en cristales conocidos en español como “hielo”, “cristal” y “vidrio”; y en inglés como “ice”, “crystal” y “glass”.

El abuso de la metanfetamina comenzó no hace muchos años en las estados del oeste y sudoeste de los Estados Unidos y desde entonces ha crecido de manera exponencial, continuado extendiéndose no solo en los USA y Europa sino en todo el mundo, teniendo en los países Asiáticos un gran núcleo de consumidores patológicos. En España es una de las drogas más pujantes e incipientes, estando asentada y generalizada en todo el territorio Nacional, incluyendo las zonas rurales, su bajo coste y su gran poder adictivo la convierten en una de las drogas más demandadas por diversos estratos sociales.

La metanfetamina con frecuencia se fabrica en laboratorios clandestinos y en casas particulares, usando ingredientes que se pueden obtener con facilidad. Cuando se fuma o se inyecta por vía intravenosa, el usuario siente una sensación inicial sumamente placentera, llamada “rush” o “flash”, que dura apenas unos minutos. Cuando se toma por vía oral o cuando se inhala por la nariz, la metanfetamina produce una sensación más larga de euforia sin el “rush” inmediato. Otros efectos incluyen desvelo o insomnio, incremento en la actividad física y reducción del apetito.

Entre otros, los efectos del consumo de la metanfetamina pueden ser:

– Temperatura corporal elevada a niveles peligrosos

– Ansiedad intensa.

– Agresividad.

– Manías persecutorias.

– Insomnio y temblores.

– Convulsiones

– Depresiones

– Impulsividad

– Aumentar el riesgo de contraer infecciones tales como la hepatitis B y C y el virus del VIH/SIDA, ya que, al deteriorarse el juicio o la habilidad para tomar decisiones, es más probable que el usuario realice comportamientos arriesgados, como tener relaciones sexuales sin protección o compartir jeringuillas y otros instrumentos para inyectarse la droga, los que potencialmente pueden estar contaminados.

– Comportamientos violentos, de ansiedad, irritabilidad, confusión, paranoia intensa, alucinaciones así como Psicosis.

– Aumento del ritmo cardíaco y la presión arterial, lo que puede resultar en daños irreparables en los vasos sanguíneos del cerebro y en una embolia o derrame cerebral y la muerte.

El consumo de Drogas no es un juego, la Metanfetamina no es una excepción, consumes esta droga y no sabes muy bien que te puede “tocar”, quizás una depresión, o una manía persecutoria, o quizás te pongas agresivo y le pegues a tu madre, o tengas alucinaciones y te tires de un coche en marcha, o con suerte te ingresen en el Psiquiátrico…… o quizás te quedes en estado vegetativo……… quien sabe.

Help Adicciones. Donde la voluntad no puede.

Si tienes alguno de estos síntomas o conoces a alguien que presente los efectos del consumo de las droga, o creas que puede llegar a desarrollarlos, ponte en contacto con Help adicciones en el 881 942 487 y solicita una cita.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Pincha en el enlace anterior si deseas más información. ACEPTAR

Aviso de cookies