Dejar la droga no es una tarea sencilla. La adicción convierte a una persona en un enfermo que puede no reconocer que depende de esta sustancia para vivir, sustituyendo muchas de las cosas que forman parte de su vida por este nocivo consumo. Pero que no sea algo fácil no quiere decir que sea imposible.
Lo principal es que la persona adicta reconozca que es adicta a esta sustancia y pueda comenzar a trabajar para abandonar esta adicción y retomar su vida. La adicción a la cocaína provoca la sensación de que el cuerpo y el cerebro la necesitan para funcionar con normalidad, lo que hace que se consuma para parar esta sensación.
La familia es importante para que el enfermo comience a percibir que realmente tiene un problema serio de salud y pueda comenzar a someterse a un tratamiento que le permita eliminar la sustancia de su organismo y pueda volver a hacer una vida normal y libre de la adicción.

Dejar la cocaina Centro desintoxicacion
Los efectos que produce la cocaína van desde dolores de cabeza hasta alteraciones del funcionamiento del organismo. Si se consume esnifada, su efecto también destruye el tabique nasal y hace aumentar el riesgo de padecer derrames cerebrales y serios trastornos cardiovasculares.
La familia ha de establecer un diálogo con el afectado, para que sea consciente de que tiene ese problema . La ayuda de las personas que están alrededor del adicto es fundamental para que se comience a trabajar en la desintoxicación del enfermo y en la su salida de la adicción.
En el Centro de Desintoxicación se trabaja para conseguirlo mediante un cambio conductual, que permita al enfermo reconducir su vida sin la presencia de la droga. Este trabajo pasa por incidir en la importancia de un estilo de vida diferente y libre de la presencia de sustancias tóxicas que puedan alterar su consciencia.
Alejando al adicto de la fuente de su problema, se consigue establecer un primer paso para actuar y con la voluntad del enfermo, se trabaja para ir cambiando la conducta del enfermo, variando sus costumbres y estableciendo unas normas de convivencia que eliminen totalmente la necesidad de su consumo. Gracias a este tratamiento, el adicto puede comenzar una nueva vida sin depender del consumo de cocaínaJosé Manuel Torres García

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Pincha en el enlace anterior si deseas más información. ACEPTAR

Aviso de cookies