Los signos de un consumo habitual de la cocaína pueden ser similares a los de otros problemas de salud por lo que identificarlos no es tan sencillo. Si tienes dudas sobre el posible consumo de algún familiar o amigo, vamos a intentar darte algunos consejos para que identifiques su problema.

1. Polvo blanco en la nariz o en sus objetos personales.

Cartera, bolsillos del pantalón o su bolso serán sitios donde podrás localizar con facilidad así como en sus tarjetas, carnet de identidad o tarjetas de crédito.

2. Frecuente secreción nasal

Tocarse la nariz con frecuencia, estornudar y la secreción nasal son síntomas de que el consumo puede ser habitual.
Tras un largo periodo de consumo, el consumidor puede presentar hemorragias en la nariz con facilidad.

3. Mírale a los ojos.

Al igual que en otras drogas, las pupilas dilatadas son un síntoma de que algo está pasando. Ojos irritados e inflamados o llorosos, los adictos a la cocaína tienen problemas para conciliar el sueño por lo que pueden lucir una mirada diferente por la mañana a causa de su adicción.

4. Artículos relacionados

La superficie que utilizan como soporte suele ser plana, como una carátula de CD o un libro que ni sabía que tenía en la estantería, billetes enrollados en algún cajón o encima de la mesa.

5. Escúchale

Normalmente tienen una voz grave. La cocaína en exceso al ser inhalada pasa por la garganta provocando afonía o gangosidad en los días posteriores.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Pincha en el enlace anterior si deseas más información. ACEPTAR

Aviso de cookies