Trastornos que conllevan el abuso de las benzodiacepinas para la salud.

 

Centro de desintoxicación benzodiacepinas

Centro de desintoxicación benzodiacepinas

El abuso de las benzodiacepinas puede producir trastornos a la salud, incluyendo la enfermedad de adicción. La clase de estos medicamentos de los cuales se suelen abusar, incluye los  opioides (recetados para el dolor), los depresores del sistema nervioso (recetados para la ansiedad y los trastornos del sueño), así como los estimulantes (para el TDAH, trastorno de déficit de atención, y la narcolepsia).

El consumo indebido o el abuso de benzodiacepinas ocurren cuando una persona toma este medicamento en dosis diferentes a las prescritas por el facultativo, soliendo ser muy normal la automedicación, ya fuere subiéndose o quitándose la dosis.

Los enfermos adictos a las benzodiacepinas no deben nunca dejar de tomarlos por su cuenta. Los síntomas del síndrome de abstinencia de estas drogas pueden ser muy problemáticos y, en algunos casos, pueden hasta llegar a poner en peligro la vida del enfermo adicto. Resulta imperativo un tratamiento de  desintoxicación y de rehabilitación apropiado, estando éste bajo supervisión médica y terapéutica.

 En función de la persona y la dosis administrada, las Benzodiacepinas pueden provocar excesiva sedación, generando somnolencia, dificultades de concentración, debilidad a nivel muscular, dificultades en la coordinación, etc.

 

Como efecto secundario, esta sustancia puede producir también el efecto paradójico: aumenta el nivel de excitación y la persona puede mostrarse más agresiva.

Help adicciones Galicia

Help adicciones Galicia

Las Benzodiacepinas tienen un gran potencial para generar tolerancia y adicción. Con el uso prolongado de estas drogas el cerebro deja de producir su propia sustancia GABA (ácido gamma amino butírico, el principal neurotransmisor inhibitorio cerebral) y las Benzodiacepinas empiezan a manejar las funciones de este químico natural del cerebro. Por eso, cuando se abandona el consumo de Benzodiacepinas y sin las sustancias naturales que ha dejado de producir el cerebro durante el consumo de la droga, el organismo sufre alteraciones que conforman un síndrome de abstinencia muy severo .La tolerancia y la dependencia de las Benzodiacepinas se crea con rapidez entre los usuarios de estos medicamentos, demostrando síntomas de abstinencia en tan sólo 3 semanas de uso continuado. La sobredosis de Benzodiacepinas, en particular cuando se mezclan con alcohol, puede provocar el coma. El síndrome de abstinencia de Benzodiacepinas, al igual que el síndrome de abstinencia del alcohol, requiere siempre asistencia hospitalaria, puesto que pueden provocar la muerte del paciente.

Los enfermos adictos a las Benzodiacepinas nunca deben de tratar de dejar de tomarlos por su cuenta. Los síntomas del síndrome de abstinencia de estas drogas pueden ser muy problemáticos y, en algunos casos, pueden hasta poner en peligro la vida del enfermo adicto. Las investigaciones sobre el tratamiento de la adicción a las Benzodiacepinas son escasas, sin embargo, los pacientes adictos deben de someterse a la desintoxicación, bajo supervisión médica, debido a que la dosis que toman deben disminuirse gradualmente.

A menudo, la dependencia de Benzodiacepinas se produce conjuntamente con el abuso de otras drogas, como pueden ser el alcohol o la cocaína.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Pincha en el enlace anterior si deseas más información. ACEPTAR

Aviso de cookies