Las drogas son sustancias psicoactivas adictivas. Pueden provenir de laboratorios, por la extracción de alguna sustancia de  plantas o destilando alguna fruta o hortaliza. Hay algunas legales como las benzodiacepinas y el alcohol, y otras ilegales como cocaína, heroína, marihuana, Mdma (extasis), metanfetamina (speed), silocibers (setas alucinógenas), o también la ketamina.

En la gran mayoría de los casos suelen usarse de forma lúdica, menos las medicaciones que vienen predichas a una dolencia física o emocional.

No todas las personas que hacen uso de drogas se vuelven adictas, solo aquellas que tengan una predisposición, o que varios factores como el social, emocional, edad de inicio o la genética, conformen entre ellas lo necesario para contraer la enfermedad de adicción.

Una persona tiene la enfermedad de adicción cuando:

  1. No puede tener control a la hora de consumir. En cuanto toma no puede parar.
  2. Cuando frente a cualquier situación necesita del uso de una droga para poder afrontarla.
  3. Cuando prevalece el consumo a otras responsabilidades o aficiones, como el cuidado personal, el cuidado familiar, o el ir dejando a un lado todo aquello que tiempo atrás le llenaba.
  4. Pierde el control del consumo, aunque se produzca consecuencias negativas.
  5. Vuelve al consumo siempre que intenta reducirlo o dejarlo por completo.

La enfermedad de adicción requiere de un cambio psicoemocional para sobrellevar la abstinencia de por vida. No existe ninguna medicación o proceso médico que ayude a dejar las drogas. Para poder llevar a cabo este cambio, hace falta seguir un tratamiento basado en terapias de grupo. Los enfermos se recuperan rodeados de otros enfermos de la misma patología. A este proceso se le puede añadir talleres motivacionales o de arte terapia y también una fuerte estructura horaria y deportiva.

El deporte es una herramienta muy necesaria y positiva, ya que, segregamos endorfinas que son un estabilizador psicoemocional natural.

En una clínica especializada se hace uso de medicaciones en los primeros días, para poder llevar a cabo con seguridad la desintoxicación, de esta forma no se sufre el síndrome de abstinencia. Solo en algunos casos, llamados patologías duales, que son adicciones mezcladas con enfermedades mentales. Se hace uso de medicaciones estabilizadores de por vida o no.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Pincha en el enlace anterior si deseas más información. ACEPTAR

Aviso de cookies