Es muy doloroso darse cuenta de que una persona querida se encuentra atrapada en el mundo de las adicciones. Muchas veces, se va percibiendo el declive de la salud de esa persona y se sufre cuando se ve como se va abandonando a la enfermendad y no se puede hacer nada para ayudar en su recuperación. Son momentos duros, pero hay que tener en cuenta que es el apoyo de la pareja o la familia uno de los principales puntales para comenzar a recuperar su salud.

Obviamente, no es nada fácil mantenerse firme junto a una persona que acusa este problema. La natural tendencia a rebelarse les hace no ser consciente de su enfermedad y a no reconocerse como los enfermos que son. La convivencia puede resultar dura, pero si se elige continuar junto a esta persona, se puede ayudar, y mucho, en su recuperación.

Una de las pruebas la podemos encontrar, por ejemplo, en el caso de la actriz de la factoría Disney Demi Lobato, que cayó, como tantas otras jóvenes actrices, en una espiral de drogas y alcohol. En este caso, además, también se unió un trastorno alimenticio. Su vida comenzó a derivar hacia las adicciones, quizá llevada por la tensión de su carrera en la televisión y como estrella del pop.

Sea como fuera, todo desembocó en una crisis que la llevó a estar ingresada durante varios meses en un centro de desintoxicación. Según ha explicado en alguna entrevista, el camino hacia la recuperación fue muy dura y tuvo serios problemas para evitar las recaídas. Pero ahora ya ha celebrado su cuarto año sin consumir y se ha recuperado de su trastorno alimentario.

Lo que también dice en estas entrevistas es que consiguió volver a ser persona y combatir sus adicciones gracias al apoyo incondicional de su familia y su pareja, el también actor Wilmer Valderrama. Este no ha querido nunca llevarse el mérito, que ella siempre le ha achacado.

No conocemos los detalles de esta relación, que suponemos turbulenta y complicada debido a la adicción de la actriz, pero seguro que no se diferencia de otras muchas, en las que el apoyo y la ayuda de la familia ha sido definitiva para la recuperación.

En el centro de desintoxicación hay profesionales que están especializados en la mediación entre el enfermo y la familia, ayudando a estos últimos a abordar el tema con la persona adicta. También trabajan con este, fomentando la motivación para que reconozca su enfermedad y la necesidad de comenzar un tratamiento para recuperar su vida sin drogas ni alcohol.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Pincha en el enlace anterior si deseas más información. ACEPTAR

Aviso de cookies