Ante los adcidentes de trafico ocasionados en las pasadas fiestas una sociedad científica de reconocida labor alerto sobre el hecho de que casi la mitad de las víctimas mortales por accidentes de tráfico presentan una elevada concentración de alcohol en la sangre.

Para el Dr. Josep Guardia Serecigni, miembro de la Junta Directiva de dicha sociedad y especialista sénior (Unidad de Conductas Adictivas. Hospital de la Santa Creu i Sant Pau. Barcelona) “lo más importante es que el alcohol está presente en el 45% de los muertos en accidente de tráfico. Un volumen realmente alarmante y que se podría evitar, ya que actualmente la dependencia y el abuso de alcohol, tienen tratamientos novedosos que reducen sustancialmente los riesgos de accidentes, lesiones y enfermedades causadas por el consumo excesivo de bebidas alcohólicas”.

Según los resultados de los casos analizados por el Instituto de Toxicología en 2011, el 45,01% de los conductores fallecidos presentaron resultados positivos en sangre para el alcohol y/o drogas y/o tranquilizantes, pero la mayoría de los fallecidos (72%) dieron positivo solamente para el alcohol.

Según el Informe el 76,52% de las víctimas presentaron una tasa de alcohol superior a 1,2 g/L, lo cual equivale a haber tomado más de 6 consumiciones de contenido alcohólico, durante las horas previas al accidente, y la mayoría de estas personas no eran precisamente jóvenes, sino que se encontraban en la franja de edades entre los 40 y 60 años.

Además, no sólo los ocupantes de vehículos pueden fallecer en un accidente de tráfico, sino que entre el 42,19% de los peatones que fallecieron por ser atropellados, el 60,49% también presentaban alcohol en la sangre, solo o asociado con drogas y/o tranquilizantes, siendo la cocaína la droga ilegal que aparece con mayor frecuencia (54,72%) y que suele estar asociada al abuso de alcohol.

El Dr. Josep Guardia destaca asimismo que, según recientes investigaciones, el alcohol es cancerígeno “en 2007, la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer concluyó que existía una relación causal entre el alcohol y el cáncer de la cavidad oral, faringe, laringe, esófago, hígado, colon, recto y de la mama femenina”.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Pincha en el enlace anterior si deseas más información. ACEPTAR

Aviso de cookies